SI SABES DE ALGUNA HISTORIA DE TESOROS, O ALGUNA LEYENDA TE INVITO A PARTICIPAR EN ESTE BLOG DE BUSCADORES DE TESOROS,DEJA TU CORREO ELECTRONICO O ALGUN TELEFONO ADEMAS PUEDES DEJAR ALGUN MENSAJE ESTE ES MI CORREO victor_exploradores_delta@hotmail.com ADEMAS TE INVITO A QUE DEJES TUS COMENTARIOS EN CADA UNO DE LOS TEMAS ASI PUEDO VER MIS ERRORES Y SABER SI LES GUSTARON ESTOS TEMAS QUE SON PARA USTEDES Y MUCHAS GRACIAS.

martes, 11 de febrero de 2014

Pepita de oro de 300.000 dólares encontrada en Australia

Buscar pepitas de ORO.

¿Aún es posible dar con un arrollo cargado de pepitas o polvo de ORO?

¿Existen arenas auríferas cerca de nosotros?


    ¿Quien no se ha hecho nunca una de estas preguntas?


    La respuesta a ambas es, por regla general:


    SI.


    Sólo que no esperemos dar con grandes riquezas... aunque nunca se sabe... y si no que se lo cuenten a ese buscador australiano que salió a probar suerte con su detector Garrett y dio con una pepita más grande qué un pie del número 45 valorada en más de un millón de dólares USA...



    Los detectores de metales son  una herramienta, si no indispensable, si al menos extremadamente útil en este tipo de búsquedas.


    Cómo ya dijimos, antaño aquel que quería probar suerte, cogía una batea y se iba a lavar arena y grava... y lavaba y lavaba sin la menor certeza de encontrar nada, aún estando en terreno aurífero.


    Hoy, con el auxilio del detector de metales es muy sencillo localizar pepitas, y aún bolsas de arena negra con contenido aurífero:


    Basta buscar una señal con el detector, para las pepitas, o una caída del sonido de fondo (o una subida, en algunos casos), para la arena negra.


    Cuando nos enfrentemos a nuestro primer intento de buscar y encontrar oro nativo, el detector de metales adecuado será una herramienta inestimable. Debe tratarse de un aparto con un buen ajuste de tierra (Automático o manual) con sonido de fondo (Threshold) y capaz de funcionar en modo "All Metal"... pero ni aún el más caro y mejor detector de metales del mundo podrá encontrar nada donde no hay nada que buscar....


    ...Así que, cómo en la inmensa mayoría de ocasiones en que de buscar tesoros se trata, la principal garantía de éxito es una buena labor de información:


    Hay que averiguar DONDE hay o hubo oro:


    De donde se extrajo en la antigüedad... o donde hay condiciones geológicas para que exista cerca de la superficie.


    Para lo primero, hay que dirigirse a las bibliotecas y a los departamentos de historia antigua de las universidades de tu zona, para lo segundo hay que conseguir planos geológicos, lo que también se puede obtener en algunas bibliotecas universitarias y en departamentos de geología. También se venden al público, pero no es aconsejable que compres ninguno, al menos hasta que los hayas tenido en la mano en alguna biblioteca y veas si eres capaz de entenderlos y usarlos:


    Son mucho más complicados que los mapas de carreteras y algo más que los militares o geográficos... y no precisamente baratos.


    Bueno, supongamos que ya "sabemos" donde hay, ha habido, o debe de haber oro... ahora es el momento de desplazarnos y ver las cosas sobre el terreno:


    ...Y aquí es donde de verdad comienzan los problemas:


    Es muy fácil ver las cosas sobre un plano, pero sobre el terreno cambian bastante.


    Imaginemos que hemos llegado junto a nuestro río o arroyo supuestamente aurífero. Es indudable que podemos comenzar a tomar muestras de cualquier sitio y dar con oro... así cómo también es indudable que podemos comprar un billete de lotería y obtener un gran premio...


    Pero en el caso del oro tenemos algo más de ventaja que con la lotería si sabemos donde hemos de mirar.


    El oro nativo aluvial, es decir, las pepitas, la arena o el polvo de oro arrastrados por el agua de lluvia, o de deshielo, o por las corrientes de los ríos y arroyos, sigue en su desplazamiento y deposito, en teoría, unas reglas físicas bastante elementales (Otra cosa es en la práctica, claro).


    Algunas de estas reglas son tan sencillas que casi parecen una perogrullada... pero aún así y todo siempre hay alguien que comete el error de pasarlas por alto, por lo que me voy a permitir enumerarlas y comentarlas y, para aquellos que ya las conozcan sobradamente, añadiré algunos comentarios o cosas curiosas que quizás os sirvan algún día.


    REGLA NUMERO UNO:

    El oro jamás "camina" corriente arriba.

    Parece una estupidez, ¿Verdad? Pero lo cierto es que muchísima gente, la primera vez que accede a un curso de agua que se sabe que es aurífero, espera encontrar oro en cualquier lugar del río... y esto no es necesariamente así:

    Ese oro erosionado de su deposito natural, bien por la corriente del río, bien por los arrastres de aguas pluviales o de deshielo, tiene su depósito original (mena, filón o un depósito fluvial mucho más antiguo) en alguna parte de la cuenca de ese curso de agua.

    Aguas abajo de esa posición encontraremos oro... pero aguas arriba NO. Por lo tanto, podemos desesperarnos buscando en el lugar equivocado cuando, limitándonos simplemente a desplazarnos unos cuantos kilómetros (O, en ocasiones, unos muchos kilómetros) aguas abajo estaríamos de lleno en una zona aurífera.

    Por lo tanto, si en tu primer ensayo no das con oro y tienes que decidir donde realizaras tu segundo ensayo, ESCOGE UN PUNTO AGUAS ABAJO DE TU PRIMER ENSAYO... a menos que exista un obstáculo físico aguas arriba que pueda retener el oro (Una presa, por ejemplo).

    * COMENTARIO:

    Este principio también sirve para localizar filones. La técnica es la siguiente:

        - En primer lugar se localiza un río aurífero.

        - Luego se comprueba que estamos aguas abajo del origen del oro, bien lavando arenas y gravas directamente, bien auxiliándonos de un detector de metales para su localización.

        - Una vez que tenemos la certeza de encontrarnos aguas abajo del origen del oro aluvial, ascendemos por el río, realizando ensayos en saltos de varios kilómetros, hasta el momento en que dejamos de encontrar oro:

    Entonces nos encontramos aguas arriba de la mena, y esta se encuentra en el tramo entre nuestra última muestra positiva y la primera negativa.

    El siguiente paso consiste en ir bajando por el río en diversos "saltos" (Lo normal es realizar el primer salto hasta un punto situado a mitad camino de la muestra positiva y la negativa, y así sucesivamente) para localizar lo más exactamente posible el punto donde el río comienza a portar oro.

    Una vez que sabemos el punto en el que el río unos metros aguas arriba ya no porta oro, abandonamos el río y realizamos una serie de catas en una y otra orilla (ATENCIÓN: Si ese punto coincide con una barrancada o afluente, antes comprobaremos el afluente, pues podría ocurrir que la mena se encontrase en su cuenca.) para ver en cual de ellas encontramos trazas de oro. Esas catas se suelen hacer a un mínimo de 50 metros del curso más alto del río, es decir, fuera de su cauce erosionado, por arriba de la zona más alta que se perciba que ha sido alcanzada por una crecida.

    Si en ninguna de las orillas encontramos trazas de oro podría ser que:

    - a) La mena está agotada.

    - b) La mena se encuentra en el mismo cauce del río.

    En cualquier otro caso encontraremos trazas de oro al menos en una de las orillas (Si sucediese que las encontramos en las dos orillas podría ocurrir que estuviésemos sondeando depósitos aluviales de la época en que el río discurría por ese nivel; tal y cómo ascendamos por las curvas de nivel desaparecerán de una ladera y sólo continuaran en la de la otra orilla... a menos que nos encontremos en un gran deposito cortado por la erosión del río, con lo cual tendremos mena en las dos orillas).


    Una vez que conozcamos por que orilla baja el oro, se van haciendo una línea de catas por la ladera, todas sobre la misma curva de nivel, espaciadas unos 50 metros entre sí, con lo que se ve si el oro baja la ladera en un arrastre amplio o si, por el contrario, proviene de un punto muy concreto:

    En ese caso, veremos cómo sólo extraemos trazas de oro de las catas centrales de nuestra línea (Si es así, enhorabuena, pues, seguramente has dado con un filón... si no, bueno, puedes haber dado con un depósito de oro disperso que bien puede ser toda la ladera que tienes bajo tus pies).


    En el caso de que sólo aparezca oro en las catas centrales, hay que centrar el punto de su origen. Esto se hace subiendo a otra curva de nivel y realizando otra línea de catas. Si se repiten los resultados de la primera o aún son menos y más centradas las catas donde se encuentran trazas de oro, al subir a la siguiente curva de nivel podremos dejar de hacer las catas situadas más en los extremos y centrarnos sólo en las correspondientes a la bajante donde encontramos trazas de oro más un par de catas estériles a cada lado de estas.


    Se sigue así subiendo por la ladera hasta que llegamos a una curva de nivel donde todas las catas vuelven a ser estériles:


    Entre esa curva de nivel y la anterior se encuentra el depósito del oro; por tanto nos desplazaremos a una curva de nivel intermedia entre la ultima productiva y la actual estéril, igual que hacíamos con los ensayos en el río, y haremos esto sucesivamente hasta dar con el origen de ese oro, cerrando cada vez más la distancia entre las catas, en lugar de disminuir su número.


    Esto, que en apariencia es bastante sencillo, requiere una gran cantidad de trabajo y esfuerzo:


    Piensa que las catas que se hacen en tierra pueden no ser superficiales:


    No se puede definir una profundidad para ellas. Eso depende de las condiciones del terreno, por eso las primeras catas resultan fundamentales, ya que al hacerlas en una y otra orilla hay que ir profundizando hasta que en una de ellas aparezcan trazas de oro.

    Luego, tal y cómo vamos ascendiendo a otras curvas de nivel en la ladera, debemos ir profundizando hasta que la cata situada directamente sobre una de las productivas produzca también o estemos absolutamente seguros de que no producirá, y de que la mena está entre esta y la ultima cata productiva.

    Siguiendo este procedimiento se llega a dar con el filón si existe . También podría ocurrir que no existiese un filón propiamente dicho, recuérdalo:


    Puedes estar sobre un deposito aluvial previo.


    REGLA NÚMERO DOS:

    El oro siempre busca el estrato más profundo posible.

    El oro tiene un gran peso específico (Esto quiere decir que su volumen, en relación a su peso, es relativamente pequeño.) y la consecuencia directa de esto es que jamás se queda sobre otros materiales sueltos:


    Tiende a desplazarlos para ocupar su lugar.

    (Puedes hacer un pequeño experimento casero para cerciorarte de esto: Llena un bote con una imitación de "suelo" formado por un puñado de harina, otro de sal, otro de arroz y otro de algunas legumbres secas, cómo garbanzos o habichuelas. También puedes añadirle algunas nueces, avellanas o almendras con su cascara integra. La harina y la sal cumplirán la función de dos tipos diferentes de arena, una más granulada y la otra más pulverulenta. El arroz el de pequeñas gravas, las legumbres las gravas de tamaño medio y los frutos secos los pequeños fragmentos de roca o las gravas mayores. Ahora, sobre la superficie de todo ello deja caer unas cuantas bolitas de plomo (Puedes conseguirlas en cualquier tienda de pesca) que serán las pepitas. Estas pueden ser de varios tamaños o de uno solo, a tu gusto, pero es aconsejable que, cómo mínimo, tengan el diámetro aproximado de una letra "o" de este texto (14) para que lo veas todo claramente. Tampoco es aconsejable que sean mucho mayores que un garbanzo: A más grandes sean el proceso es más lento. Ahora sólo queda poner nuestro entorno artificial sobre un acelerador artificial de la actividad sísmica.... que podría ser algo así cómo una lavadora en pleno centrifugado... o cualquier otra cosa que vibre. Una solución un poco más lenta es andar llevándolo de un lado a otro, dejándolo en todos los sitios que moleste para que la gente lo mueva y lo cambie de sitio. Depende de la opción que hayas escogido, al cabo de unas horas o de unos días, descubrirás que, incomprensiblemente, las bolitas de plomo han desaparecido de la superficie... e incluso es posible que hayan llegado al fondo. Si no, al cabo de otro plazo de tiempo lo harán.).


    Si tenemos en cuenta que en la naturaleza no sólo hemos de contar con las vibraciones sísmicas, si no que también actúan otros factores, tales cómo la saturación de humedad con el consiguiente reblandecimiento del sustrato, la congelación, la erosión, etc... es bastante comprensible que la cosa funcione en la naturaleza mucho más rápido, proporcionalmente hablando... y tu pepita virgen ha tenido unos cuantos millones de años para avanzar en su camino...


    Así pues, las pepitas que busquemos estarán más cerca del substrato más consistente.


    Los "auténticos" buscadores de pepitas llegan incluso a portar herramientas especiales en forma de "cucharas" extremadamente finas y alargadas, para hurgar en el interior de las más profundas grietas de las capas de roca. No dejes por tanto de profundizar en tu agujero hasta que des con una capa de roca, y comprueba siempre el material que esté sobre las piedras que encuentres: Una pepita puede haber "tropezado" durante su descenso con una piedra y haberse quedado detenida "momentáneamente" allí, a la espera que tu u otro la recoja... o que las circunstancias vuelvan a ser propicias para seguir su descenso. Lógicamente, por extensión, siempre que encuentres una pepita en un punto determinado, es más que aconsejable que profundices un poco más si es posible:


    Puede que al eliminar uno o dos pares de paletadas de tierra descubras que tu detector es capaz de darte la señal de alguna otra pepita en un substrato más profundo y rico en pepitas o polvo de oro, asentado sobre la roca virgen o sobre otro tipo de substrato más duro que los superiores.


    REGLA NÚMERO TRES:

    El oro arrastrado por una corriente de agua  suele depositarse en mayor medida DETRÁS DE LOS OBSTÁCULOS, antes que delante de ellos, pero prácticamente nunca, jamás, lo hace a su lado.

    Este es un principio físico bastante elemental:

    Las corrientes de agua, al tropezar con un obstáculo sufren una serie de perturbaciones. En primer lugar, frente al obstáculo se crea una zona de corrientes y contracorrientes que tienden a mover cualquier material depositado delante del mismo.

    Luego, al ocupar el obstáculo un lugar en el paso de la corriente, provoca una compresión y una aceleración de la misma entorno a él, por lo que si la corriente ya de por si llevaba bastante fuerza como para arrastrar nuestra pepita de oro, junto al obstáculo aún lleva más fuerza y/o velocidad, con lo que el deposito es prácticamente imposible.

    Por último, nada más superar el obstáculo, la corriente tiende a ocupar su lugar:

    Se expande, cambia su curso ligeramente, pierde algo de fuerza y, en muchos casos, se generan remolinos que facilitan que los materiales más pesados se depositen en el fondo, momento que aprovecha nuestra pepita "viajera" para "descabalgarse" de la corriente y ocupar su nuevo emplazamiento.

    Por lo tanto, jamás deberíamos de dejar de revisar las partes situadas aguas abajo de los obstáculos, tales cómo rocas, arboles, etc...

    Sin embargo, esto sólo es absolutamente cierto para los obstáculos no totalmente sumergidos y aquellos totalmente sumergidos que permiten que el agua pase por sus costados:

    Aquellos totalmente sumergidos que fuerzan al agua a pasar sobre ellos pueden actuar cómo los "rifles" de un canal de lavado, haciendo que sólo los materiales más ligeros pasen sobre ellos y reteniendo delante de si mismos a los más pesados.

    En particular interesantes, pero por otros motivos, son las pozas donde el agua reduce su velocidad, sobre todo si están situadas después de un salto, y permite que los arrastres de materiales más pesados caigan al fondo.

    El mismo río, al doblar su curso, va creando "trampas" naturales donde el oro puede depositarse a raíz de principios tan conocidos como la fuerza centrífuga, así pues todos los meandros son, potencialmente, lugares interesantes para prospectar... pero no nos confundamos:

    La fuerza centrífuga hace que el agua se acelere por la parte externa de la curva (Qué es por donde los meandros suelen llevar más caudal) lo que provoca que el oro se deposite en la parte interna de la curva, donde la corriente pierde su velocidad, es decir, al inicio del meandro.

    Otra zona interesante son las raíces superficiales de arboles y otras plantas residentes en las orillas:


    Si son lo suficientemente tupidas pueden actuar a modo de miles de pequeños obstáculos creadores de turbulencias que facilitan el depósito de oro en sus inmediaciones.


    Sinceramente, confío en que alguna de estas simples normas os ahorre horas de trabajo. Desde aquí os anticipo que en mis próximos artículos sobre la búsqueda de oro hablaremos de otra serie de cosas peculiares que, normalmente, son desconocidas por la mayoría de los buscadores.

jueves, 9 de enero de 2014

TESOROS EN LA PLAYA CARRICITO .


Hola, sabemos de muchas historias de este lugar conocido como el "Carricito " se encuentra llendo por la colonia Independencia hasta el fondo  a mano izquierda hay un cañon entre dos cerros sigues hasta el fondo y se mira la playa de dicho lugar en estas playa se comenta que fue entrada de barcos de los piratas, en aquellos tiempos, aqui vivia una persona que el nombre no lo tengo pero esta persona tenia un huerto grande habia platanos mangos, otros diversos, plantas, etc., esta persona ya no vive ahi se fue a otra parte, en ese lugar fuimos a checar Oscar, Tony, y su servidor Victor Hugo.                

En este lugar existe un ojo de agua que esta persona que vivia ahi la tenia entubada (mejor dicho metio una manguera grande) asi su huerto del terreno se comenta que este ojo de agua viene desde arriba del cerro quisimos subir pero hay bastante maleza y puede que alla vivoras escondidas en esos lugares y no pudimos subir mas arriba, tratamos de subir ya que llevava el pendulo de mercurio recien hecho me estubo marcando asi la punta de un cerro donde fui Tony conmigo y llegamos a una cuevita me marco fuerte en ese lugar pero no contamos con herrramienta adecuada, mi compañero Oscar estuvo buscando con su detector pero no tuvo nada de señal solo habia muchos chavos y basura, total que no hayamos nada pero se comenta que por ahi estaba un tesoro enterrado y lo sacaron es lo que comenta la gente, otra cosa una persona me comento que una vez fueron a comer en ese lugar y una persona de ellos que iva con ellos miro un peloton de soldados subiendo la colina con vestimentas antiguas, ademas, noto que no se les miraban los pies parecian que flotaban asi como esta historia hay muchas mas ya que aqui pasaron muchas cosas en aquellos tiempo.

Una vez fuimos a pescar mi hijo Hugo y su servidor, llegamos cerca de la playa hay una colina chica que se mira desde arriba toda la playa de el carricito le comento a mi hijo le comente mira nos gano ese señor que se miraba que estaba pescando al otro lado de playa lado izquierdo, lo raro que estaba como vestido de negro pudo haber sido ese personaje que anda en los mares de Guaymas y Empalme, porque cuando bajamos ya no estaba, cuando llegamos a ese lugar no habia nada cosa rara ya que no tenia por donde salirse tan rapido mas que la playa entonces ¿Quien era?, pueden que haya cosas inexplicables en este lugar les pongo las fotos de playa, la huerta ya sola, y el cerro del ojo de agua despues voy a hacer otra exploracion hasta el ojo de agua estan invitados, mi correo victor_exploradores_delta@hotmail.com para cualquier informacion y historia que sepas de este lugar sera publicada con tu nombre espero les guste este tema.
Ademas puede que haya mas tesoros asi que tengan buenos aparatos para buscalos.


Buena suerte se acuerdan de mi si hallan algo.

miércoles, 8 de enero de 2014

SUPUESTO TESORO EN UNA CUEVA DE LA SALADA

Nos pasaron esta historia de un pescador que estubo junto con otros pescadores serca de una cueva en la playa la salada cometa la persona que estando pescando al atardecer estaba lloviendo chipi chipi hasta la anochecer derepente miraron arder la cueva pensaron que a la mejor estaban algunos pescadores quemando algunas leña para alumbrarse como ya se avia oscurecido y fueron a ver porque hera bastante la lubre de la cueva se iluminava bastante llegaron hasta la cueva pero su sorpresa que no avia nada solo miraron que ardia una luz azulosa y optaron por irse asustados no se esplicavan esa luz de donde salia, buscaron a una persona en el mercado munisipal y esa persona tiene un aparato detector de metales bastante bueno dice el pescador que parecia que tenia algunas antenas y giraban asi la cueva comentando que si avia dinero dentro de la cueva pero tenian que bucer para saber al parecer se metio un buzo y comenta que encontro una reja de hirro con candado y se metio y hallo una cueva por devajo del agua segun fueron dos buzos y uno se gaseo dentro de la cueva es lo que cometa el pescador y se fueron de ese lugar ,

Fuimos a buscar esta cueva y tomamos algunas fotos de este lugar espero les guste anteriormente ya avia ido conotros compañeros entramos pero estaba un poco contaminda el agua por las descargas de las aguas negras de la ciudad ya que por ahi salen al mar para este tipo de exploracion se  nececita alguna lancha y equipo de buceo para poder buscar la famosa reja y checa la cueva si es que esta  luego fuimos mi hija, mi hijo y su servidor a este lugar a verificar la cueva usamos el pendulo y si nos marca asi ese lugar, el detalle seria buscar un aparato mas bueno para checar este lugar y ver si de verdad hay algo dentro de esta cueva quedamos en volver ya que tengamos todo el equipo si alguna persona gusta ir y tiene un aparato bueno lo invitamos a participar a la busqueda mi correo es victor_exploradores_delta@hotmail.com ahi me dejan su recado y yo me comunico con usted.





MONEDAS DE ORO ESCONDIDAS SERCA DE LA PLAYA LA SALADA.

Hicimos una exploracion en la playa la salada, antes de llegar a esta playa ya que donde se encuentra un piedra alta por la parte de atras nos comentaron que habian hallado algunas monedas de oro escondidas debajo de estas piedras, por lo cual mi hija y hijo y su servidor nos dimos la tarea de hacer una investigacion sobre esta historia se comenta que un bandolelo escondio. Aqui usamos el pendulo de mercurio y si estuvo marcando en ese lugar pero habia mucha basura no se podia limpiar ademas el tiempo tenemos fotos esa expedicion espero les guste en ese lugar se comentan varias historias de tesoros espero conseguirlas y ponerlas.



martes, 7 de enero de 2014

TESORO EN HACIENDA SAN ALEJANDRO (EMPALME) (OSCAR KAGASAKI)







Está Historia me la paso el Sr. Oscar Kagasaki ya que es aficionado alas historias de tesoros mismo que me paso esta información de un tesoro en este lugar, al cual agradesco.
Pongo las fotos del lugar y videos.
De la Hacienda se dice que fueron los que Franceses los qué hicieron el pozo y que en la revolución ahí acampaba el Gral Obregón.
El día que fuimos, un buscador de Yuma hizo unas mediciones con el sistema de sensores eléctricos (no sé cómo se llama la técnica) y fue el que determino que en uno de los tuneles hay oro. No se metieron al túnel pero si bajaron al fondo del pozo, dicen que se ven 4 entradas de los túneles. Como llegamo nosotros el amigo de Yuma se retiro.
El nombre del dueño y la edad de la hacienda te los debo, ahun no tengo esa información. Y te debo una disculpa, no es hacienda San Agustin, es San Alejandra. Te anexo la foto de Google con las coordenadas.
"Ya entre a tu pagina y te felicito, tiene un buen diseño, solo falta enriquecerla con información."
El General Albaro Obregon llega a está Hacienda para ponerce de acuerdo en las estrategias para los combates. Llega el 15 De Mayo de 1913.
A continuación se mostrarán algunas fotos de la Hacienda San Alejandro.

lunes, 6 de enero de 2014

UN TESORO EN EL CERRO DEL VIGIA .

 UN TESORO EN EL CERRO DEL VIGIA VERACIDAD EN ESTA NARRACIÓN FUERA DE TODO MITO O FANTASIA.


"JULIO DE 1908- LA CONTRUCION DEL BANCO DE SONORA TOCABA A SUN FIN. BAJO LA DIRECCION DEL ILUSTRE INGENIERO DON EDUARDO GAXIOLA SR. CON SUS GRAN MAESTRO FERNANDO MENDIVEL, CON DOMICILIO PROPIEDAD HASTA LA PRESENTE ENTRE CALLE 12 Y 13 AV. XVI NORTE Y VIVIA UNIDO A SUS HERMANOS MAESTRO DON RAMON,JOSEFINA, LOLITA, ABATONIA Y ROSENDA- CON ELLOS TRABAJABA DOÑA TOMASA,(INDIA YAQUI PURA)CON DOMICILIO EN LA CALLE 12 AVE.XVI Y XV11 PARA EL LADO DEL CERRO "MALACOFF "donde vivia con su simpatico hijo de 14 años Manuelito,chivero que trabajaba con doña Juana Galaz la cual vivia al final del norte de la calle 12 y tenia un buen chinchorro de chivas y manuelito las cuidaba y las llevaba al campo a pastar por la mañana y regresaba por las tardes entre 5 y 6  pm. Que narro estos hechos-su ruta a seguir el Soja de la zorra y pasando por el puerto bajaba al cañon hoy de  "Fatima" donde abundaba el pasto-Bueno-una tarde de julio de 1908, las chivas reunidas por los perros guardianes y Manuelito inieron de regreso, y ya enfilaban la subida al puerto del Sofa de la Zorra-cuando alla arriba en ligero acantilado, en una  cueva, valava una chiva deseperadamente al ver el retorno de sus compañeras. Manuelito subio y e dio salida y fijando la vista al fondo vio cuatro montones de dinero-sin recelo con ( toda, tachado de original ) naturalidad e inocencia tomo dos monedas se las embolso y salio, debiendo decir que a Manuelito ninguna voz de utratumba le marco el consabido ordenamiento "Todo o nada" (1) el nada oyo y como entro salio, tras su chinchorro.

"llegado el redil las encerro y ya seguras y en descanso, se fue a su casa, alli cerquita; su mama lo esperaba con la cena, Manuelito contento y cariñoso como siempre, le entrego-los dos pesos a su mama y ella (le,tachado en el original) muy sorprendida le dijo ¿donde cojiste ese dinero? -aya arriba en una cueva del cerro , hay cautro montones, de alli los cogi y ya ella llorando, Dona Tomasa le dijo "Manuelito hijo mio te vas a morir porque cogiste el dinero de los difuntos" -pobresito-te vas a morir (2) y salio y fue con don Fernando-patron le dijo este dinero lo trajo Manuelito de unos montones que hay en una cueva Don Fernando limpio las monedas pronto quedaron relucientes-en una cara tenia la efigie de un rey Carlos tercero Rey de España por la gracia de dios-por la otra un castillo. 8 R y creo mas palabras en latin (3)

"Tomasa vamos a ver a Manuelito El Chivero ya estaba en la cama ardiendo en calentura,y le dijo Manuelito mañana me vas a llevar a la cueva Manuelito muy exitado le dijo que no porque se moria por aver tomado el dinero de los muertos,baya uste,alla a un lado del puerto a la drecha ,alli esta la cueva.
"Don Fernando lo animo  diciendole que eso no iva a suceder,que nada tenia que ver con los muertos con el dinero, lo cierto que a pesar de haberle llevado al Benemerito ancianito Dr. Agustin a Roa y habersele prodigado las mejores antenciones a los 3 dias murio, bajo la sugestion que le causo su propia madres-(4) Todo el Malakoff fue a su entierro, era muy estimado.
"Don Fernando organizo expediciones dominicales en busca de la cueva, empezaron por la derecha del puerto hasta terminar a la punta frente a Fatima.  lso que asistieron fueron Salvador-Antonio y Jesus Mendivil, Emilio Renteria cesario Ventura Francisco Sanchez-Tiburcio Gutierrez El Guero Miranda, Federico Valenzuela Hermanos Castillo, y chavalos Felix Gutierrez, el Cuate Duarete.- todos finados en las cuevas dificiles acantilados, descolgaban a un chavalo liviano, todas al parecer las inspeccionaron y la cueva del tesoro  no fue ni ha sidon encontrada por nadie mas a la presente, pero ella existe,-alli esta la chiva la hayo- Manuelito tambien y se embolso las dos monedas-y alli quedaron los cuatro montones esperando que alguien las vaya a encontrar
"Al escribir esta relacion lo hago para despertar el entuciasmo (de los vecinos.tachado en el original) en los que quieren explorar con ahinco y con fe. A los mexicanos nos falta el esperitu emprendedor y tesonero los norteamericanos- que de turistas que fuerea y dentro de su paiz todo lo voltean y encuentran (5) " y si novean"-en 58 años he ido cinco veces en busca de la cueva, la ultima en compañia de Sr. Jesus Ma. Sanchez " chavaia"-quien tambien sabe de de esto porque su tio Francisco era de los excursionistas exploradores.
"De las monedas; El maestro Mendivil tenia en mucha estima a mi hermano Emilio Renteria y le regalo una de las monedas, mi hermano murio en 1917 y la otra moneda quedo en mi poder,la cual en 1919 la regale a Dn. Manuel El Negro amolador, domiciliado en la calle 16 av. XV111.- La seqgunda moneda si Dn Fernando no la regalo a otra persona, debe de existir por herencia en poder de la preciable señora Merceditas Mendivil de Solis, y si n o ella podra guardar memoria a donde fue a parar.
"Complemetarios.----
La cueva segun dijo Manuelito, por su frente aparece parcial cubierta por tupidas ramas boscosas,ubicada en ligero candil el cual es accesible si noi ha sico encontrada y si en esto hay accion sobrenatural por encantamiento ( 6) caigo en cuaenta ahora que debe de eixitir algun fenomeno de optica a la posesion de la cueva.
"El Maestro albañil Sr. Modesto Valle con domicilio en la calle 13 avenida XV1 y XV11 esquina poniente tambien sabe de esta relacion porque su pariente el Guero Miranda fue otro de los excursionistas a la cueva.
"Animo--- Busquelo---- alli esta en El Vigia.- esperando a su descubridor aquien Dios de suerte, y que al tener esta dicha quien quiera que sea nose olvide de mi o de mi familia.
Gmas a-1966
(Firma no ilegible).
(5) Nos lanza aqui don Hipolito una verdad de muchos kilates, algunos norteamericanos que visitan Sonora en plan de turistas. lo hacen bien equipados con modernos detectores de metales y valiosos datos de tesoros ocultos. Se dice que mas de uno ha regresado a su pais con el sustancioso producto de sus descubrimientos. Otros primos, realizan importantes investigaciones en nuestros archivos y bibliotecas, yu a su tiempo, editan libros de historia de Mexico, algunos inclusive muy superiores a la cosecha de casa, ¡Tiene mucha razon, pues , don Poli!.
(6) Sucumbe aqui el señor Renteria de la tentacion de suponer que el tesoro del Cerro del Vigia pudiera estar encantado (?) , Sin enbargo,ya lo dijimos al principio de este amplio escrito, afirmaciones como estas son inocuas, pero si, cumplen eficientemente su funcion de dar " sabor " al relato.

Animo... Búsquenlo... allí está en El Vigía, clama vehemente don Hipólito F. Rentería al final de su apasionante relato.

Subimos a checar la ruta de Manuelito el chivero que comienza por el sofá de la zorra, mi hija y yo. Aquí verán el sofá que es de piedra que asimpre vista parece un zofa, se le da ese nombre porque en este lugar hubo muchas   zorros. ahi se ponian a descanzar en ese lugar. la segunda foto es  una vista desde arriba donde se encuentra mi hija mirando hacia abajo la ciudad de Guaymas. y en la tercer foto es uan vista al  puerto que se comenta en la narración y donde se aprecia Fátima.ademas gente de ese lugar dice que han visto una carreta que pasa por ese lugar y desapareciendo y ah escuchado el galope de los caballos.




ESTA HISTORIA FUE SACADA DEL LIBRO SUCEDIO EN SONORA  (segunda edicion)

 DEL MAESTRO JUAN RAMIREZ CISNEROS.




viernes, 20 de diciembre de 2013

LAS MINAS DEL CERRO BLANCO




EN JUNTA DE GUERRA celebrada en la ciudad de México, el 22 de diciembre de 1766, bajo la presidencia del virrey marqués de Croix, se decidió el envió de una poderosa columna expedicionaria a la provincia de la Sonora; su objetivo era auxiliar a las tropas locales para sofocar las constantes rebeliones de las  indómitas tribus apaches, Seris y otras, que habitaban en la parte media y norte de la región, asolando con sus robos y crímenes los ranchos y haciendas sonorenses.

Con la cooperación económica de los comerciantes de la ciudad de México y pueblo en general de las provincias de Veracruz, Oaxaca, Durango y Sonora, se logró reunir la entonces respetable suma de $288,744.77, que agregada a las provisiones de boca y caballos aportados por las misiones jesuitas del noroeste, hizo posible la realización de la llamada “Expedición de Sonora”. 

A principios de 1767, salió la vanguardia de la expedición de la capital del virreinato, arribando a Guaymas en mayo siguiente. En el puerto sonorense, previamente se había explorado la bahía y construido algunas edificaciones que sirvieran de alojamiento a las tropas.

Logró la  “Expedición de Sonora” algunos triunfos parciales, como la derrota infligida a los seris en el cañon de La Palma y el Cerro Prieto. Cuando se aprestaba a marchar al norte a  buscar a los apaches en sus propias madrigueras, estalló la guerra entre Inglaterra y España, recibiéndose la orden de regresar a la capital mexicana. Obviamente, el retiro de las tropas expedicionarias a principios de 1771, produjo la reanudación de las correrías de los salvajes.

Dejemos a don Francisco R. Almada que con su valioso Diccionario de Historia, Geografía y Biografía Sonorenses, nos permitió realizar esta apretada síntesis del aquel esfuerzo guerrero, para, apoyándonos ahora en el doctor Fernarndo Ocaranza y sus crónicas y Relaciones del Occidente de México, agregar que Don  Juan Pujol fue sargento de la Compañía franca de Cataluña que concurrió a la llamada Expedición de Sonora en el siglo XVIII. Con el auxilio de un indio, descubrió las minas en EL CERRO BLANCO FRENTE A LAS TETAS DE CABRA, PUNTO MUY CONOCIDO DE LA COSTA SONORENSE... ( Mayúsculas de JRC).

Pujol y Masmitja, logró que el 17 de enero de 1777 su católica, cesárea y bondadosa Majestad, don Carlos III de Borbón, rey de España, se dignara dictar sus Reales Ordenes dirigidas a don José de Galvez, comandante general de la Sonora, para que el viejo sargento catalán  se presentase con disposiciones y gentes en la mejor condición, para poblar y trabajar las minas y beneficiarlas...

Don Juan acompañado de su hermano Francisco, su cuñado José Basols y 31 personas más, entre hombres, mujeres y niños, emprendió su aventura americana.   Un cerrajero, un cirujano, un cordelero, un carpintero, un albañil y cantero, un barbero y sangrador entre otros practicantes de diversos oficios iban con él. Hilo de seda, guantes, enaguas, camisas para los hombres y mujer, cinta de seda, agujas, tijeras, navajas, 100 quintales de fierro bruto y 15 de acero para la fabricación de herramientas  constituían su abigarrado equipaje, no podían faltar desde luego cincuenta escopetas a vara, 25 pares de pistolas y cincuenta sables, para “lo que pudiera ofrecerse”.
Tuvo el señor Pujol que vencer múltiples contratiempos y quebraderos de cabeza, inclusive un conflicto obrero-patronal, pues sus acompañantes le exigieron aumento de sueldo; sin embargo, teniendo el tesón y el entusiasmo característico de aquellos primeros colonizadores hispanos, no hubo poder humano que lo detuviera. Atestiguaron su marcha, ya en su Nueva España, la ciudad de México, Aguascalientes, Fresnillo, Guadalajara, Tepatitlan, Zapotlán, Nombre de Dios y el puerto de San Blas, en donde embarcaron en una nave que fue facilitada por don José de Galvez,  para desembarcar en el puerto de San José de Guaymas, por el mes de agosto de 1779, con pasaporte que firmo en Chihuahua el  Caballero de Croix.

No asienta el galeno Ocaranza en su valiosa obra, si finalmente don Juan y compañía trabajaron en las minas del CERRO BLANCO;  pero insistió en su suposición: la tozudez y la entrega de los hijos de la Madre Patria era su proverbial; entonces, lógicamente concluiré que no viajaron por medio mundo para desistir a la visita ya de su destino, y menos aún si consideramos que contaban con la simpatía de las autoridades sonorenses, tanto así que don Pedro Corbalán, el intendente, auxilio a Pujol con 2,000 pesos al considerar “de gran utilidad la colonización catalana para explorar en debida forma los placeres de oro y minas de plata...”

MUCHO TIEMPO Y DEDICACION tuvo que emplear aquel vecino de Empalme para lograr su objetivo. Con la exquisita paciencia con que una araña teje su red para atrapar a su presa, acometió la tarea. Se gano primero la amistad y la confianza del yaqui, que como de antemano sabía, era conocedor del sitio en que en que se encontraba el tesoro oculto y... ¡al ataque!  Cada petición en el sentido que le revelara el sitio del entierro, se estrellaba en la solida negativa del aborigen, que se nutría seguramente, en el pavor ancestral que sienten estas gentes por descubrir este tipo de secretos que, creen, sin lugar a dudas, les causaría la muerte.

Ya flaqueaba el empálmense en su empresa, cuando sorpresivamente el yaqui acepto guiarlo, no poner la condición de que fueran acompañado por unos de sus compadres. Nuestro personaje asintió, logrando a la vez la aprobación del aborigen  para invitar a un amigo.
Y los cuatro, a bordo de una camioneta, enfilaron rumbo a San Carlos, muy lejanos de presentir siquiera el dramático final de su aparentemente inofensiva aventura .

Subieron a las faldas de cierto cerro FRENTE A LAS TETAS DE CABRA, PUNTO MUY CONOCIDO DE LAS COSTA SONORENSE .... en un sitio determinado, el yaqui removió la tierra quedando al descubierto una puerta que, al abrirse , descubrió a la vez un sótano de regular tamaño, excavado en la roca, al que se bajaba por escalones del mismo material trabajados así a propósito . Agotados ya los naturales y entusiasmados, comentarios que provocó el singular hallazgo, uno de los indios baja por la inclinada escalinata llegando al piso de aquel cuarto oculto, cuando describía a gritos, para que sus compañeros de afuera lo oyeran, la cantidad, de objetos que veía, cayó al suelo dando claras muestras de asfixia. Desesperados su paisano bajo a auxiliarlo pero momentos después salió rápidamente mostrando los mismos síntomas de su compadre, y asegurando que este había muerto.

La salud de aquel infeliz se deterioraba rápidamente, los  de razón  cerraron la puerta del sótano, cubriéndola apenas de tierra y ramas, emprendiendo veloz retirada para procurar ayuda médica para el enfermo .Entre ayes de dolor y accesos de vomito, el aborigen les relato, ya a bordo del automóvil que en aquel sótano logro ver unos baúles, y recargados en las rusticas paredes, armaduras, lanzas y arcabuces.

Pasaron los días entre la natural zozobra de que en cualquier momento irrumpiera la policía y los aprehendiera acusándolos de un doble homicidio, y... nada  O  casi nada la noticia escueta en un periódico de Guaymas refería que el cadáver de un desconocido fue localizado en el camino vecinal de San Carlos. Creyéndose que fue uno de tantos infelices dementes que por ahí vagan, suponiéndose que murió insolado. Pasaron los meses y uno de los supervivientes también falleció. Pasaron los años y el ultimo del desgraciado cuarteto relato los pormenores de esta desventura aventura a un conocido vecino del centro rielero sonorense al tiempo, que lo animaba a buscar aquel sótano y los baúles, cuyo contenido fácilmente pudiera suponerse .Este, busco y rebusco en el cerro descrito en el relato y nunca hallo nada No pudo tampoco convencer a su informante de que lo acompañara en la búsqueda, siempre que lo invito, juraba no pararse en aquel lugar maldito ... ni de lejos.

MUCHAS PREGUNTAS QUEDAN, así entonces, flotando en el aire: ¿Todo esto es ficción o realidad? ¿Lograron trabajar las minas del Cerro Blanco, Juan Pujol y sus gentes?;  DE SER ASI. ¿Visitaron nuestros infortunados personajes el almacén secreto de los mineros catalanes? si así fue ¿Por qué Pujol abandonó esos elementos tan valiosos en aquellos tiempos y lugares? ¿Muerte súbita?; ¿Huida intempestiva y violenta?... ¡Quién sabe!

Recordemos que al retirarse la Expedición de Sonora, en los primeros días de 1771, muy pronto se sintió la falta de aquellas fuerzas, y los indios retomaron el camino del robo, la violencia y la sangre…

Tomado del libro Sucedió en Sonora de Juan Ramírez Cisneros Segunda Edición.



Video buscando el cerro blanco en una excursion en San Carlos el dia 21/diciembre/2013. ¿Cuál de ellos será? ¿Quién nos podra ayudar?

sábado, 14 de diciembre de 2013

Pelicula Grabada en nuestra ciudad Guaymas, Sonora.



Fragmentos de Pelicula Catch 22 Grabada en San Carlos, Guaymas.  Fue filmada en el año 1970 y se alcanza a distinguir muy bien el cerro tan famoso que caracteriza a la cultura guaymense "El cerro Tetakawi".



2 Partes de la Pelicula:



Catch 22 ( Subs.Español) Parte 1



Catch 22 ( Subs.Español) Parte 2

domingo, 8 de diciembre de 2013

Vacacionar en Guaymas, precios accesibles.

Les damos la bienvenida a todas las personas de cualquier pais a nuestro lindo puerto de Guaymas Sonora para que conoscan su lindas playas y sus lindos paisajes estos hoteles estan en San Carlos Nuevo Guaymas, esperando su visita, se cuenta con precios modicos asi que sean bienvenidos a todos. de parte club exploradores Topos de guaymas.


          Paradiso Resort San Carlos
  • Paradiso Resort San Carlos  ............    MXN$ 417     

     San Carlos Plaza 

    • San Carlos Plaza  ..............   MXN$ 1,259

      Marinaterra