SI SABES DE ALGUNA HISTORIA DE TESOROS, O ALGUNA LEYENDA TE INVITO A PARTICIPAR EN ESTE BLOG DE BUSCADORES DE TESOROS, ES UN BONITO HOBBIE APARTE ESTAS CON LA NATURALEZA, DEJA TU CORREO ELECTRONICO, PUEDES DEJAR ALGUN MENSAJE ESTE ES MI CORREO victor_exploradores_delta@hotmail.com ADEMAS TE INVITO A QUE DEJES TUS COMENTARIOS EN CADA UNO DE LOS TEMAS ASI PUEDO VER MIS ERRORES Y SABER SI LES GUSTARON ESTOS TEMAS QUE SON PARA USTEDES. AGRADESCO A TODOS LOS PAISES QUE NOS VISITAN APOYANDO ESTE BLOG COMO: MEXICO, ESTADOS UNIDOS, ESPAÑA, COLOMBIA, REPUBLICA DOMINICANA, BOLIVIA, VENEZUELA, CHILE, PARAGUAY, PERU, ALEMANIA, JAPON, ENTRE OTROS. MUCHAS GRACIAS. ////// People from EE.UU please welcome to our personal blog, In this place you can read a lot of histories about Guaymas, Sonora and another places such as Empalme, San Jose, San Carlos, etc. Regards.

jueves, 18 de agosto de 2011



EnlaceSECRETOS DE LA LOCALIZACIÓN
DE TESOROS
VICENTE CONTRERAS VÁZQUEZ
24 de junio de 2011
2
MIEMBRO ACTIVO
DE LA

Figura 1:
SOCIEDAD MEXICANA
DE GEOGRAFÍA Y ESTADÍSTICA
PRÓLOGO
Siempre que se escribe un libro sentimos el ansia de terminarlo e imprimirlo a la brevedad posible. Buscamos el nacimiento de lo que concibió nuestro cerebro como si la humanidad entera
estuviera pendiente de nuestros descubrimientos. Qué lástima, todo era fruto de nuestra inexperiencia. Cuando ya vemos la Obra editada y empezamos a meditatar
y encontramos que fue mucho lo que quedó olvidado. Y o lo
podemos incluir. Y tenemos que escribir otro libro. Pero en esta ocasión lo tenemos que enriquecer con nuevas aportaciones. Tenemos que echar mano a los datos que no habíamos escrito en otros libros.
SECRETOS DE LA LOCALIZACIÓ
N DE TESOROS no es
un libro aislado. Es el resumen del ejercicio de una Profesión. Es
lo que no se encontrará en otro libro.
3
4
HISTORIA
La localización de Tesoros en el mundo se inició en el momento
mismo en que el hombre descubrió el oro, la plata y todo

mineral valioso. Cuando el hombre tuvo en sus manos la riqueza,
para protegerla de la codicia de los ladrones (y en muchos casos
de sus mismos familiares), la regresó al seno de la tierra que
celosa guardó todos sus tesoros que le han pertenecido a través

de todos los tiempos.
Figura 2: Moneda precolombina

Es tarea de hombres audaces
y valientes encontrar esos
tesoros y para ello solamente
es necesario conocer la historia
de cómo fueron enterrados
y la certeza de que todav
ía están esperándonos, llevar
el mejor aparato que podamos
adquirir, disponernos a cambiar
radicalmente nuestra condici

ón económica pudiendo ¾y
por qué no? convertirnos en millonarios de la noche a la mañana.
5

6
El prospector o buscador de Tesoros que, además de tener
esta actividad como medio de vida, como posible recurso de
enriquecimiento o, simplemente, como diversión o pasatiempo,
y que se precie de investigador técnico y cientíco debe atenerse
siempre a la realidad. Está bien dejar volar un poco la
imaginación, puesto que la ilusión y la esperanza de un hallazgo
cuantioso constituye la dinámica que lo impulsará en todos sus
pensamientos y actos; pero debe tener siempre los pies en la

tierra, como vulgarmente se dice, de tal manera de no perder
de vista su situación personal y las circunstancias que lo rodean,
especialmente las que se reeran a la existencia de un tesoro
oculto.

Desde luego, podemos armar rotundamente, reiterando lo
expuesto en páginas anteriores, que en la capa terrestre más
supercial, en cuevas y cavernas, en lagos y en el mar, existen
incontables tesoros, con gemas, o bien monedas acuñadas en
oro y plata, así como estos metales en barras o lingotes, cuyo
dueño se ignora y que, práctica y legalmente están a disposición
de quien los encuentre.
¾QUÉ ES NECESARIO

PARA ENCONTRAR
UN TESORO?
Encontrar un Tesoro es la cosa más sencilla que puede hacer
un hombre y debe quedar perfectamente claro en la mente de
todos que lo difícil NO es encontrarlo sino IR DONDE HAYA

UN TESORO. Desde luego son indispensables tres factores para
el éxito en la localización:
1. QUE EL TESORO EXISTA
Estudiar cuidadosamente todos los datos que le dieron
acerca de la posible existencia de un tesoro. Puede ser
que los datos que usted tiene sean verídicos, pero también
es posible que sean falsos y no porque la persona que se los

dio le haya mentido, sino porque a su vez a ella le mintieron
y se ha hecho una cadena interminable de falsedades,
tan maravillosamente enlazadas y perfeccionadas en que
la víctima nal puede ser usted al ir a buscar un tesoro
7
8

que no existe en cuyo caso ha de fracasar.
2. UN BUEN APARATO
Existe una gama completa de aparatos, desde los más peque
ños hasta los mas potentes y entre ellos usted ha escogido
uno por considerar que llenará sus necesidades, pero
si mañana o pasado considera que requiere un aparato especial

para muros o para objetos pequeños, desde luego
que si existe. Ahora que si quiere un aparato que penetre
a gran profundidad, también ya existe y si un día usted
supiera que en un país lejano ha surgido ya un aparato
extraordinario no lo busque en ese país pues ya lo tenemos
y está a su disposición.
3. SABER MANEJARLO Las instrucciones que tiene usted

en su poder son el resumen de las que envía el fabricante,
más la experiencia de todas las personas que han encontrado
tesoros y cuyos consejos lo capacitarán para un éxito
mas fácil, rápido y efectivo.
En este instructivo hemos puesto lo que inquieta a todo

hombre que por deporte o como actividad principal, va en
busca de fortuna mediante la localización de tesoros.
Para poder manejar adecuadamente el aparato es indispensable
absorber a la perfección este instructivo sin el
cual no podrán hacerlo, salvo personas superdotadas, en
unos cuantos minutos, por lo que hacemos la sugerencia
de estudiarlo cuidadosamente.

9
En el momento máximo de la felicidad, en que todos sus anhelos
se han visto cubiertos con creces por haber descubierto un tesoro
como no lo había soñado, nuestra más efusiva felicitación, usted
lo merecía. USÓ EL MEJOR APARATO; SUPO COMO MANEJARLO

Y FUE A UN LUGAR DONDE EXISTÍA UN TESORO.
Felicidades y que lo disfrute toda su vida.
El autor.
10
DECÁLOGO DEL
PROSPECTOR DE
TESOROS

Independientemente de todos los puntos, interesantísimos,
hemos de hacer hincapié en los siguientes diez puntos que habrán
de tenerse presente siempre que se vaya a localizar un tesoro
y que, deberían darse a conocer a todas las personas que nos
acompañan.

VOLVEMOS A DECIR: DEBEN DARSE A CONOCER A
TODAS LAS PERSONAS QUE ASISTEN A LA LOCALIZACI
ÓN DE UN TESORO. Es decir, no habrá ningún secreto entre
los que van a una misma misión.
Es claro que no pueden darse instrucciones precisas de lo que
deberá hacer cada uno de los que asisten, pero damos lineamientos
generales que serán sumamente valiosos si se respetan.
Estúdiese la personalidad de cada uno de los que participan
y
quien guié al grupo deberá estar preparado para cualquier contingencia
que se pudiera presentar para poder dominar la situación
11

12
en favor de todo el grupo.
Los siguientes diez puntos los hemos tenido muy presentes

todos los que alguna vez localizamos un tesoro.
El disfrute pacíco del mismo es el mejor testigo, la tranquilidad
de nuestra conciencia y lo placentero de nuestra vida son
el mejor premio.
Primero.- Debe partirse, tanto para los estudios, preparativos,
trabajos en general y hasta para alentar ilusiones o esperanzas,
de hechos concretos, lógicos, racionales, como
antecedente de la existencia de un tesoro oculto en cualesquiera
de las formas que ya mencionamos.

Segundo.- Deben considerarse, asimismo, con toda frialdad todos
los datos o informaciones actuales que hacen suponer
que el tesoro, cuya existencia más o menos remota este
apoyada por los hechos anteriores, puede encontrarse aún

para la fecha en que el prospector tendrá todo listo para
la búsqueda.
Tercero.- Deben estudiarse, cientíca y exhaustivamente, todos
los indicios que logren reunirse respecto a los dos puntos
anteriores y, como consecuencia, proceder a proyectar
un plan general de acción.
Cuarto.- El buscador de tesoros, como buen estratega, debe
desarrollar su plan de acción, previamente trazado, escogiendo

el método más adecuado para el lugar y con vistas
a la clase de Tesoro que pueda encontrar.
13
Quinto.- Debe escogerse con cuidado el aparato o aparatos
que la labor por realizar exija, a los cuales el prospector

ya debe estar acostumbrado, tanto a su manejo como a la
interpretación de sus marcas o señales.
Sexto.- De no contarse con la suciente práctica el prospector
acionado debe acudir a los expertos, o a las personas que
venden los aparatos detectores, que frecuentemente conocen
a fondo esta materia, principalmente lo referente al
mecanismo y manejo de los aparatos, en busca de consejo

planteándoles, aunque sea en términos generales, el problema
que tengan por resolver. Un consejo proveniente de
un experto es siempre muy valioso, pues ahorrará al a-
cionado muchos fracasos y pérdidas de tiempo, de dinero.
y hasta de ilusiones.
Séptimo.- Dentro del plan general de acción, el buscador de

tesoros debe tener en cuenta la intervención directa o indirecta
de la persona o personas que tengan alguna injerencia
en la búsqueda y, desde luego, todas las posibles
complicaciones que puedan surgir.
Octavo.- Ya sobre el terreno el prospector y a sus acompañantes,
ya sean otros buscadores de tesoros o simples auxiliares

mecánicos para la excavación, deben decidirse por un mé-
todo de exploración general, tomando en cuanta los antecedentes,
la naturaleza del terreno, la posible situación del
tesoro, el aparato o los aparatos con que se cuenten y to14
dos los factores que intervienen o intervendrán en su labor.
Es útil, y hasta indispensable en algunos casos, que una so
la
persona asuma el mando de esta operación pues cuando
existen muchas voluntades en juego, con igual autor
idad,
lo más seguro es que no se lleguen a ningún acuerdo duradero,
y el tiempo y los esfuerzos se vayan en discusiones
bizantinas que exacerbarán los ánimos y tornarán imp
osible
esta tarea fundamental.
Noveno.- El prospector en jefe, o sea la persona que se haya hecho
cargo de la situación, si como sucede
frecuentemente,
existen otros interesados o asociados en la búsqueda, debe
tener también previstos los mayores detalles que puedan
acaecer en el momento en que los excavadores encuentren
el tesoro detectado por los aparatos. Este puede ser un
momento verdaderamente crítico en todo el largo proceso
que se ha venido desarrollando, momento que, inclusive,
puede signicar serias complicaciones, como veremos mas
adelante.

Décimo.- No debe olvidarse tampoco, aunque parezca redundante,
la nalidad que se ha perseguido con todos los actos
realizados: La apropiación del tesoro, su extracción del lugar
en donde fue enterrado o colocado y su trasl
ado a sitio
seguro. Aunque parezca mentira, ha sucedido con cierta
frecuencia que, en el momentos de encontrar una riqueza
por largo tiempo deseada y buscada
, no se disponga de
elementos para su traslado. Desde luego, en muchos ca15
sos es explicable esta contingencia, sobre todo cuando la
cuantía del Tesoro supera a las más halagüeñas esperanzas
o, como es frecuente también, el buscador que logra

su objetivo olvida que los metales preciosos, sobre todo el
oro, tienen una alta densidad y aún unos cuantos puñados
de monedas de oro, pongamos por ejemplo pesan varias
docenas de kilogramos. Para acarrear monedas de oro o
de plata se requieren resistentes costales de lona y medios
de transporte adecuados como veremos más adelante.
El prospector acionado, que no cuenta con información verídica
respecto al amplio campo que abarca la exploración de Tesoros,

se sorprenderá seguramente con las anteriores recomendaciones
y más aún al asegurarle que eso no es más que el preámbulo de lo

que se espera. Para las personas débiles de carácter, incapaces de
tomar una decisión rme y de vencer obstáculos, lo ya expresado
podrá constituir algo insalvable, superior a sus fuerzas; pero para
todos aquellos ansiosos de aventuras, dispuestos a enfrentarse a
todas las dicultades, con la fortaleza y energía que se requiere
para vencer en la vida, los problemas de toda índole que plantea
la búsqueda, localización y apropiación de Tesoros constituyen
uno de los principales atractivos de esta actividad que, una vez
dominada es de lo más fructífera y aún con sólo saborear lo
agridulce de las emociones sin cuento que trae consigo, ya no

se cambia por ninguna otra ación, "hobby" o pasatiempo pues
tiene todo lo necesario para absorber las capacidades físicas y
mentales de los individuos emprendedores.
16
Cualesquiera de las tres fases de la actividad de un prospector
de Tesoros es apasionante y lleva en sí misma sucientes
satisfacciones: la búsqueda constituye toda una aventura desde
que se planea hasta que se lleva a cabo como exploración en
un terreno que, aún cuando haya sido hollado por la planta de
muchos hombres, es casi siempre un terreno virgen a la detecci
ón. La localización con aparatos detectores modernos encierra
en sí un trabajo sistemático, de dominio de las circunstancias, de
técnicas y mecanismos; es como si alargáramos o proyectáramos

nuestros sentidos hasta lo profundo de las entrañas de la tierra.
¾Y qué decir del hallazgo del Tesoro?. Para el verdadero prospector,
para el artista, el técnico o el cientíco de esta actividad
signica en sí el triunfo rotundo, palpable, tangible, independientemente
del valor de su hallazgo. Desde luego, si el prospector ha
seguido cuidadosamente todas las indicaciones que se han dado
para efectuar una búsqueda cientíca, lo más seguro es que este
hallazgo signique un importante capital, la resolución inmediata
de sus problemas económicos, el aseguramiento de su porvenir y
el de sus familiares y, lo que es muy importante también para el
buscador de corazón: el robustecimiento de su entusiasmo y de
su fe en sus capacidades y fuerza de voluntad, lo cuál constituye

también otro Tesoro, pues es el sésamo ábrete que le franqueará
todas las puertas.
CONSULTE A LOS
EXPERTOS
Desde luego que consideramos que usted ya habrá leído todos
los libros que existen en el mercado acerca de Tesoros (que
no son muchos), y que habrá recabado toda la información sobre
el Tesoro que va a localizar, sin embargo: Consulte a los
Expertos. Afortunadamente en México existen personas que
han dedicado toda su vida a la Localización de Tesoros y que
podemos considerar como verdaderos expertos en esa materia.

Consúltelos cuando verdaderamente tenga un problema que no
pueda resolver para tener el éxito deseado en la Localización de
Tesoros. Puede usted considerar que un aparato Localizador de

Tesoros es como un violín, hay que saber tocarlo. En apariencia
es muy fácil pero a la hora de trabajar con él resulta que es muy
difícil, por eso le recomendamos: Consulte a los Expertos .
17
18
EXPLORACIÓN EN
EQUIPO
Si el grupo que va a localizar un tesoro está formado por 5
personas y llevan un solo aparato, deberá procederse como sigue:

Figura 3: Exploración en equipo
En primer lugar se hará un
croquis o mapa del lugar donde

se va a explorar. Se entregar
á un ejemplar a cada una
de las personas que manejarán
los aparatos. Posteriormente
una sola persona manejará A
SOLAS, el aparato, anotando
en su croquis las marcas que
haya encontrado. Al día siguiente
otra persona manejará

el aparato y hará sus propias
anotaciones en su croquis. Al
tercer día lo hará un tercero,

también anotando lo que en-
19
20
cuentre y el último día, o sea el cuarto día, todos los que intervinieron
en la exploración unirán sus croquis para compararlos.
Si todas las marcas fueran iguales no habrá ningún problema y
se puede proceder a la excavación, pero si alguna de las marcas
fuera diferente, entonces los 3 pueden trabajar juntos y observar
y encontrar el por qué de la diferencia. El jefe del grupo decidir

á cuál es la marca buena. En caso de llevar mayor número de
aparatos, cada persona manejará uno en la mejor forma posible.
No se recomienda que trabajen dos aparatos al mismo tiempo, a
menos que estén a una distancia de 20 metros uno del otro. Desde

luego, podemos armar rotundamente, reiterando lo expuesto
en páginas anteriores, que en la capa terrestre más supercial,
en cuevas y cavernas, en lagos y en el mar, existen incontables
tesoros, con gemas, o bien monedas acuñadas en oro y plata, así
como estos metales en barras o lingotes, cuyo dueño se ignora
y que, práctica y legalmente están a disposición de quien los

encuentre.
LUCES
Es tradicional y de muchas personas conocido, que cuando
en una noche de tormenta pasamos cerca de un panteón veamos
luces que danzan macabramente como tratando de impedir que
interrumpamos el descanso de quienes reposan en eterno sueño
en esos lugares.

Figura 4: Luces
En todo tiempo podremos
ver estas luces sin que sea
en una forma determinada,
pues para que se produzca, en

primer lugar; es indispensable
que existan las causas que las
producen y en segundo lugar,
que haya caído una tormenta
para que el agua abra grietas o
conductos que permitan, posteriormente,
la salida de la gasi
cación.

21
22
LUZ AZUL VERDOSA

Esta luz es muy parecida a la que produce la ama del alcohol
y cuando veamos luz de este color, tenemos muchas posibilidades
de encontrar oro, es decir, que cerca de donde la veamos existe
un tesoro formado principalmente por monedas o barras de ese
metal.
Figura 5: Luz azul verdosa
Cuando escuche que alguna
persona ha visto luces, no
le sugiera ningún color, sino
que debe preguntarle de qué

color vio la luz y si la respuesta
es que azul o azul verdosa,

sus posibilidades de éxito son
de encontrar oro si sabe localizarlo.
23
24
LUZ BLANCA O
BLANCUZCA
Figura 6: Luz blanca, huesos.
Esta luz la produce el fósforo
que contiene los huesos
o bien la plata enterrada. Esto

signica que cuando se ha
visto una luz blancuzca, tenemos
el 5O% de posibilidades
de encontrar un Tesoro si nos
lo marcan nuestros aparatos.
25
26
Figura 7: Luz blanca, plata.
LUZ ROJIZA
Esta luz la provocan las materias en descomposición, principalmente
la madera o sean los árboles que se hayan caído y
que hayan sido sepultados por la tierra muchos años ant
es de
nuestro paso por ese lugar. Es decir, siempre que se haya visto
una luz rojiza, no signica que exista un tesoro.
27
28
Figura 8: Luz rojiza, materia orgánica.
¾CÓMO SE CALCULA
LA PROFUNDIDAD A
QUE SE ENCUENTRA
UN OBJETO
METALICO?
Figura 9: Cálculo de la profundidad.

Es muy sencillo: cuando
esté explorando y encuentre
una marca con su aparato,
cualquiera que sea de los electr
ónicos, señale el lugar donde
empieza a marcar. Contin
úe caminando hasta que su
aparato deje de marcarle. Haga
otra señal en el lugar donde
deja de marcarle.
29
30
Haga esta prueba en varias direcciones para que sean muchos

los puntos en que pueda comprobar. Ahora mida la distancia
que hay entre el principio de su marca y el nal y la mitad de
la distancia es la profundidad a que se encuentra el metal. Es
decir, si nuestro aparato nos marca en un lugar determinado y
va subiendo la aguja como ya hemos dicho en otra parte de
este mismo libro, en ese lugar, aunque solamente sean cinco
puntos de la escala del cuadrante, debemos hacer una señal.
Continuamos caminando y en el momento que empiece a bajar
la aguja del cuadrante de nuestro aparato y quede otra vez en
5 puntos. Allí hacemos nuestra marca para medir. Supongamos
que de un punto a otro hay ocho metros de distancia; el objeto se
encuentra a una profundidad de 4 metros. Si la distancia fue
ra de
cinco metros quiere decir que la profundidad a que se encuentra
el objeto metálico es de 2.5 metros. Si la distancia fuera de 12
metros, el objeto metálico se encontrará a 6 metros. Con los
aparatos de radiestesia podemos seguir el mismo procedimiento
aunque es confuso porque la potencia de estos aparatos es mucha
y detecta a gran distancia haciendo difícil saber en qué momento
empiezan a marcar y en qué momento dejan de hacerlo.
¾CUÁNTO TIEMPO Y
A QUE HORA DEBE
EXPLORARSE?
Figura 10: ¾Hora para explorar?

En primer lugar debemos
hacer notar la importancia del
tiempo para explorar y cómo
debe ser. Como toda actividad
lícita, y la localización de
tesoros es una actividad legal,
debe hacerse entre las siete de
mañana y las siete de la noche
en que tenemos más y mejores
condiciones de iluminación
y atención de nuestra parte.

Ahora bien, los profesionales
de la localización de tesoros

por ningún motivo haríamos
una localización en media
31
32
hora, ni en dos o tres días, ya que requiere nuestra atención por,
cuando menos, una semana, si el lugar es pequeño, digamos cien
metros cuadrados, pero si estamos localizando en una hacienda
habremos de dedicarle tres o cuatro semanas, pero nunca jamás
pensemos que podamos encontrar un tesoro un n de semana o

un domingo en la mañana.
Si trabajando normalmente un hombre, necesita diez años
para acumular un millón de pesos, ½cómo es posible pretender

encontrar la misma cantidad en tres días de trabajo!. Es pues
indispensable investigar un día muy a la ligera para encontrar las
marcas principales y en los días su cesivos irlas buscando a la
perfección hasta estar completamente seguros de lo que vamos
a encontrar, pero consideramos que ninguna localización puede
hacerse en menos de cuatro días si queremos tener éxito.
Por ningún motivo deberán hacerse exploraciones nocturnas.
Todo lo que se haga de noche parecerá indebido, no lo haga.

¾CUÁNTO TIEMPO
CONTINUO DEBE
TRABAJAR UN
APARATO?

Figura 11: Trabajo y descanso
del aparato.
Desde luego que los aparatos
a base de transistores son
muy económicos en el uso de
las baterías; si embargo, y para
absoluta seguridad del prospector

de tesoros, recomendamos
que se trabaje 30 minutos
y se descanse 15 minutos.
En esta forma descansa tanto

el aparato como el operador y
siempre se trabajará en condiciones
óptimas. Desde luego
33
34
que si fuera necesario o indispensable, el aparato puede trabajar
10 horas seguidas sin perjuicio de su buen funcionamiento pero

preferimos que se siga el procedimiento que recomendamos.
¾QUÉ POTENCIA
DEBE TENER SU
DETECTOR
ELECTRÓNICO?
Desde luego que tenemos que partir de la base de que usted

no conoce la profundidad exacta a que se encuentra un Tesoro.
Por lo mismo, cuando adquiera un aparato siempre compre el
más potente que le sea posible.
Mas vale llevar potencia suciente y no necesitarla, que necesitarla
y no llevarla.

Si usted pasa sobre un lugar donde se encuentra un Tesoro
y su aparato no alcanza a penetrar a esa profundidad, con toda
razón usted armará que en ese sitio no existe nada. Pero si
pasa otra persona con un aparato más potente encontrará el
sitio exacto en que se encuentra una gran fortuna que usted no
localizó.
35

36
Figura 12: Compre un aparato
potente.
Nunca escatime dinero en
la compra de un detector.

Compre lo mejor.
FORMA DE
COMPROBAR LA
POTENCIA DE UN
APARATO
Figura 13: Probando aparato.
Es muy difícil poder comprobar
la potencia de penetraci

ón de un aparato, sin embargo,
le damos datos por si usted
quiere hacerlo.
En los aparatos de una

sola antena (O-BEAT) tenemos
que aceptar el dato que
nos dé su fabricante, quien lo
ha comprobado por medio de
aparatos electrónicos y seguramente
que la potencia que
37
38

nos indica es la misma a la que
llega el aparato pues ese mismo fabricante produce aparatos con
potencia diez veces mayor y no necesita engañarnos.

Figura 14: Aparato dos cajas.
Sin embargo, para probarlos
con algunos metales es indispensable
hacer un agujero,
colocar un objeto metálico
con una pantalla de un metro
por un metro, esperar aproximadamente
un año para que
esos metales produzcan una

oxidación y pasar nuevamente
con nuestro aparato que con

seguridad la marcará.
Si usted quiere probar esta
aparato de transmisor y receptor
en objetos metálicos, tambi
én deberá hacer la colocaci
ón de metales y esperar un tiempo que nunca será menos de
seis meses para poderlo comprobar. Para el oro y la plata es
igual. No entierre hoy metal queriéndolo localizar de inmediato,
es forzoso esperar un año.
¾A QUÉ

PROFUNDIDAD ESTAN
LOS TESOROS?

Figura 15: Una señora 80cm
Como en todo, la lógica
juega un papel importante en
todo lo que se reere a Tesoros
Ocultos. La profundidad
a que se encuentran enterrados
es fácil conocerla, aproximadamente
si conocemos algunos
datos.
Si los datos que tiene relatan
que quién enterró el Tesoro

fue una señora, común y corriente,
entonces el Tesoro se
encuentra a una profundidad
máxima de 80 centímetros.
En cambio si hubiera sido
39
40
un hombre lo habría dejado a
una profundidad de 1.80 metros. O sea al máximo de su propia
estatura. Ningún hombre dejará a una profundidad mayor.
Figura 16: Hombre solo 1.80m
41

Pero si hubiera sido dejado por un hacendado o por un ladrón,
es decir por alguna persona que tuviera hombres a su servicio,
entonces búsquelo hasta una profundidad de 5 metros.
Muy pocas y excepcionales ocasiones se encontrarán Tesoros
a mayor profundidad de la ya señalada a menos que se tengan
datos exactos que así lo hagan saber.

Figura 17: Hacendado o bandidos
5m
42
LA HUMEDAD EN LA
LOCALIZACIÓN DE

TESOROS
¾Que inuencia tiene el agua en el funcionamiento de los
aparatos electrónicos cuando vamos a buscar tesoros?
¾Dicho de otro modo, los aparatos electrónicos localizan el
agua?.
Desgraciadamente para la humanidad no han fabricado detectores
electrónicos para localizar agua y podemos armar rotundamente,
que los aparatos detectores de metal no se afectan
por la presencia de agua, ya sea humedeciendo el terreno, haciendo
ciénagas o en ninguna cantidad.
Sin embargo es conveniente que el buscador de tes
oros sepa
que el agua, siendo conductora de la electricidad, nos es útil porque
nos permite localizar con mayor facilidad una mas
a metálica
y podemos asegurar a los buscadores de tesoros que su aparato
trabaja mejor en los lugares húme dos y francamente anegados.
Si alguna vez usted va a trabajar a un lugar donde le han
43
44
asegurado que existe un tesoro y su aparato no se lo marca,
si le es posible inundelo totalmente esperando el tiempo que
crea necesario para que el agua penetre en la tierra y 2 ó 3
días después vuelva a pasar con su aparato que seguram
ente, si
existe, le localizará el ansiado tesoro.
Figura 18: La humedad y los tesoros.

FIERROS O LAMINAS

Figura 19: Fierro o Laminas.

Siempre que usted haya
ajustado su aparato correctamente
y vaya localizando, si
llega al borde de una lámina
o erro de inmediato su aparato
le dará una marca muy
fuerte y si continúa caminando
habrá un momento en que
la marca desaparecerá de inmediato.
Es decir al llegar al
borde del erro o lámina nos
da señal máxima que no var
ía, y al llegar al otro extremo
del mismo objeto metálico la
señal desaparecerá.
Esto en todos los casos se
tratará de una masa de metal pobre, en ningún momento oro o
plata.
Sin embargo podría tratarse de un cofre metálico cerrado
45
46
herméticamente y lleno de monedas de oro...
COFRE METALICO
CERRADO
HERMÉTICAMETE
Figura 20: Familiarícese con su
aparato.
Aún cuando técnicamente
la marca que se maniesta sú-
bitamente nos indica que hemos
localizado una masa met
álica pobre, el sentido com
ún nos muestra la conveniencia
de hacer una excavaci
ón cuando hemos encontrado
una marca que podemos
delimitar perfectamente y
que nos señala la posibilidad
de haber encontrado un cofre...
Desde luego que nosotros
nos limitamos a indicarle
lo que técnicamente debe ha-
47
48
cer cuando haya encontrado alguna señal, pero también es importante
que usted haga sus propias deducciones según los datos
que tenga y las marcas que vaya encontrando. Familiarícese con
su aparato.
¾¾¾DÓNDE SE
ENCUENTRA EL
TESORO CUANDO SE
VEN LAS LUCES???
Figura 21: La luz del tesoro.
Desde luego que es muy
difícil que el Tesoro que indican
las luces, se encuentre
precisamente en el lugar donde
se vieron. Por lo tanto recomendamos
que cuando se vaya
a hacer una localización se
inicie en el lugar donde se supone
que vieron las luces y se
vaya haciendo una espiral que
va abriendo más y más.
Cuando pase usted sobre
49
50
el lugar donde se encuentra el Tesoro sus aparatos se lo indicar
án con seguridad absoluta.
Figura 22: Camine en espiral
hasta dar con el tesoro.
De este momento en adelante
tiene que proceder como
se indica en otros capítulos
para precisar el lugar, pero
fundamentalmente recuerde
que el Tesoro no se localiza
en el lugar donde se vieron
las luces, sino donde lo marcan
los aparatos.
¾Y CUÁNDO, ES ORO
Y PLATA...?
Tenemos dos formas de saberlo.
Ya encontró el lugar de su marca. Retírese del lugar hasta
una distancia de 10 metros o mínimo de 6 metros.
Vuelva a poner su aparato en la potencia que tenía antes,
para lo cuál tendrá que darle vuelta a su perilla de "Sensibilidad"
hacia la derecha hasta que la aguja de su cuadrante esté a punto
de subir.
Con la perilla de ajuste de su larguero, que generalmente es
negra, dé vuelta hacia la derecha, con lo cuál conseguirá que la
aguja suba a 80 ó 90 puntos, y en los audífonos se escuche un
zumbido.
Vuelva a pasar sobre el lugar que había encontrado como
centro de su marca y SI EL APARATO AUMENTA SU MARCA,
ESTA USTED SOBRE ORO O PLATA. Pero si la marca de su
aparato baja a 0, entonces está usted sobre mineral.
Segunda forma: Camine usted muy lentamente hacia el lugar
donde se encuentra el centro y disminuya la potencia como ya
51
52
se ha indicado, siempre utilizando la perilla de "Sensibilidad".
Cuando ya no llegue a 100 puntos su cuadrante deje una
lectura de 60 puntos, o sea la mitad, más o menos, ponga como
eje la caja delantera de su aparato y gire 360°. Si en el trayecto
del giro la marca de su aparato baja a 0, no importando que
solamente baje una sola vez, ESTA USTED SOBRE MINERAL.
Pero si su marca aumentara o cuando menos se mantuviera idéntica
los 360°, nuestra felicitación, ESTA USTED SOBRE ORO
O PLATA FUNDIDOS.
Estos son los reportes de muchas personas que han localizado,
seguramente que en el caso de usted también funcionará
igual.
Sí no fuera así, observe cómo está trabajando su aparato y
si sus ajustes son los correctos.
¾COMO MARCAN LOS
DETECTORES
ELECTRONICOS EL
ORO Y LA PLATA?
Figura 23: Ajuste su aparato.
En el momento que vaya
usted caminando y su aparato
empiece a marcar muy lentamente
hasta que la aguja de
su cuadrante marque 100 puntos,
baje usted la potencia de
su aparato con la perilla marcada
Sensibilidad (o Sensibility
) hasta que la aguja de
su cuadrante baje a 0.
Continúe caminando y cuando
la aguja vuelva a marcar
53
54
100 repita la operación de bajarlo
a 0, así sucesivamente
hasta que ya su aparato no suba hasta 100 puntos, sino que
se quede en 60 ó 70 puntos. EN ESTE CASO SE ENCUENTRA
USTED SOBRE ORO, PLATA O MINERAL.
LA PRUEBA DE GIRAR
360° PARA
COMPROBAR SI
HEMOS
ENCONTRADO ORO Y
PLATA O MINERALES
Cuando haya encontrado un lugar que le vaya subiendo lentamente
su aparato y que le pueda bajar con su perilla de sensibilidad
hasta dejar en 0 la aguja de su cuadrante, y repita varias
veces la misma operación, cuando localiza una marca con estas
características, signica que ha localizado ORO, PLATA O
MINERAL.
Como es muy importante comprobar si hemos encontrado
Oro o Plata, o Mineral, hacemos la siguiente prueba:
55
56
Figura 24: Prueba de giro de
360° gragos.
Inicialmente nuestra marcha
hacia el lugar donde hab
íamos encontrado el centro
de la marca. Cuando la aguja
de nuestro cuadrante nos
marque 100 (o 200 si el cuadrante
tuviera escala de 200),
damos vuelta a la izquierda a
la perilla de sensibilidad hasta
que la aguja quede en 0. Continuamos
caminando y cuando
la aguja vuelva a llegar a su máxima lectura volvemos a bajarla
a 0 con la perilla de sensibilidad.
Así continuamos hasta que ya no sea posible bajar la aguja a
0. En este momento dejamos la aguja indicando 50 puntos, o sea
a la mitad del cuadrante. Ponemos como eje la caja delantera de
nuestro aparato y damos una vuelta completa. Es decir, la parte
delantera de nuestro aparato no se mueve, la parte de atrás da
vuelta completa, como lo indica el dibujo.
Ahora bien, si la aguja de nuestro cuadrante sube a su máximo,
estamos sobre Oro o Plata fundidos. Pero si en el trayecto
de la vuelta la aguja baja a 0, aún cuando sea un tramo corto,
entonces está usted sobre mineral. No tiene objeto escarbar.
¾QUIÉN DEBE
EXCAVAR? ¾USTED?
½NO! ½½½MIL VECES
NO!!!
Desde luego que la sola posesión de un detector, cualquiera
que sea lo hace a usted un experto, un técnico. Es lógico pensar
que quien posee un aparato se ha familiarizado con él, ha
practicado y en ocasiones hasta ha localizado algún o algunos
tesoros.
Estas meditaciones también las hacen quienes nos acompa-
ñan a una exploración.
Ahora bien; usted conoce una historia magníca; la ha estudiado
cuidadosamente, está tan convencido en teoría que ha
llevado su o sus aparatos. Ha efectuado una magníca prospecci
ón y nalmente encontró una marca que considera segura...
tan segura que usted mismo se mete al agujero y se pone a
57
58
cavar...
Figura 25: ½Cuidado con la pala!.
¾Qué piensan los que lo
ven a usted a tres metros de
profundidad?. "Si encuentra el
tesoro, lo mato, saco el tesoro
y a él lo dejo allí, a tres metros
de profundidad".
½Por favor, nunca excave!
½½½Deje que otros lo hagan!!!
DIMENSIONES DE
UNA EXCAVACION
Figura 26: La excavación.
Toda excavación que se
haga con el propósito de encontrar
un Tesoro, tendrá como
mínimo dos metros por
dos.
Esto permitirá el uso de
aparatos de dos ca jas en el
interior, cosa que sería imposible
en un espacio más reducido.
Para poder utilizar su aparato
de dos cajas en estos lugares,
se recomienda ajustarlo
en cualquiera de los extremos
y posteriormente desplazarse
hacia toda la supercie.
Ya habiendo ajustado el aparato a una distancia determinada,
59
60
no se puede aumentar esa distancia, como tampoco se puede
disminuir.
Desde luego que ya una vez hecha una localización es recomendable
no volver a utilizar el aparato de dos cajas, sino
cualquiera de una sola antena, como el modelo ECO, el 220 o
el nuevo modelo 2000.
Si la excavación es muy profunda en la supercie deberá
ampliarse el agujero para que siempre tenga en el fondo la medida
mínima de 2X2 metros.
Háganse todas las excavaciones con el máximo de seguridad.
Nunca haga agujeros bajo los muros, pues siempre hay riesgos
de derrumbe.
¾ENCONTRO UNA
SEÑAL?
½A TRABAJAR!
Figura 27: ¾Encontró una se-
ñal?.
Principalmente cuando estemos
haciendo una exploraci
ón en campo abierto, es fá-
cil que encontremos una se-
ñal con nuestros detectores,
principalmente los electrónicos,
que responden a todas
las pruebas que exigimos para
comprobar que es metal
fundido.Después de haber localizado
y haber comprobado
que según los conocimientos
que tenemos, en ese lugar se
encuentra una masa metálica
fundida, ya sea oro o plata en
61
62
mo nedas, barras o alhajas. Cuando hemos comprobado a través
de muchos días de estarlo haciendo y que la respuesta en todos
los casos es favorable, nos resolvemos por hacer una excava ción
que va a tener un diámetro aproximado de 2 X 2 metros.
Quizá a un metro de profundidad o metro y medio, nos encontramos
con tepetate, que es una forma de roca imposible
de romper y volver a unir, o bien de rocas ya formadas que
nos están demostrando que en ese lugar nunca se ha hecho una
excavación.
Normalmente los pesimistas y principalmente los que nos
son amantes del trabajo se dan por vencidos y se retiran del
lugar asegurando que los aparatos no sirven o dan mil excusas
diferentes para justicar su fracaso, cuando en realidad lo que no
supieron fue encontrar el lugar ideal para ellos, en que la tierra
fuera oja y llegar al tesoro con rapidez y comodidad.
Los tesoros se encuentran ocultos en forma caprichosa y si
usted algún día encuentra una señal, siga excavando hasta agotar
la potencia de su aparato, y si el trabajo de investigación fue bien
hecho, usted deberá encontrar el tesoro que busca.
¾PUEDE USARSE UN
APARATO DE DOS
CAJAS PARA
TRABAJAR EN
PAREDES?
Desde luego que sí, aunque con algunas dicultades por su
peso y tamaño.
Para poder utilizar un Detector Electrónico en investigaciones
en muros, solamente tenemos que colocar el aparato a una
distancia de 10 centímetros de la parte que vamos a investigar
Y AJUSTARLO EN ESA POSICION.
Ya ajustado a esa distancia podemos moverlo en todas direcciones
sin que sufra ningún desajuste, naturalmente conservando
la distancia de 10 centímetros hacia la supercie que estamos
explorando.
63
64
Figura 28: Buscando en paredes.
Recuerde que en el caso de
los muros, si encontramos una
marca, el objeto metálico estar
á exactamente abajo del receptor.
En el caso de los muros, ya
sean de piedra o de adobe, las
marcas casi siempre son de 0
a 100 puntos en el cuadrante
de nuestro aparato.
Siempre es conveniente
que antes de hacer un horadación veamos cuidadosamente qué
hay en el otro lado del muro, sobre todo si al otro lado existe
una casa habitada.
Figura 29: Buscando en paredes.
Los espejos, por el baño de
mercurio que tienen nos dan
marcas como si fuera una lá-
mina. Si en el caso de los muros
encontrara una marca en
el sitio que ocupa un espejo,
quítelo y vuelva a marcar.
¾PUEDE USARSE LA
DINAMITA EN LAS
EXCAVACIONES DE
TESOROS?
Denitivamente no. NO. NO.
Recuerde que una de las cosas más importantes en la localizaci
ón de Tesoros es el secreto con que se hace todo. Cuando
usted hace una explosión de dinamita logra, sin quererlo, los
siguientes resultados.
1. QUE CAIGA UNA GRAN CANTIDAD DE TIERRA O DE
ROCAS SOBRE LO QUE USTED MISMO ESTA BUSCANDO.
2. QUE HAYA HUNDIMIENTOS QUE DIFICULTEN AUN
MAS EL ENCUENTRO DEL TESORO QUE BUSCA.
3. QUE SE ESCUCHE LA DETONACIÓN A UNA MUY
65
66
CONSIDERABLE DISTANCIA.
4. QUE LAS PERSONAS QUE NO DEBEN SABERLO, SE
ENTEREN QUE ALGUIEN ESTA ESCABANDO PARA
ENCONTRAR UN TESORO.
5. QUE PERSONAS AJENAS A USTED SE PRESENTEN
A RECLAMAR SU PARTICIPACION, POR LAS BUENAS
O POR LAS MALAS.
6. MIL PROBLEMAS DE LOS QUE NO TIENE NECESIDAD.
67
Figura 30: Usando dinamita.
68
Figura 31: Sepultas el tesoro para
siempre.
69
Figura 32: Y rompes el secreto
y otros querrán parte del tesoro.
70
LA GASIFICACIÓN Y
SU INFLUENCIA EN
LAS MARCAS DE LOS
APARATOS
Ya es bien sabido que el oro y la plata, cuando están en
aleación con otros metales y se encuentran enterrados, producen
una gasicación.
Esta gasicación siempre tiene tendencia a separarse del cuerpo
que la crea en forma de esfera tendiendo principalmente a salir
a la supercie.
Cuando nos acercamos con nuestro aparato a esa gasicación
nos empezará a dar una marca muy leve que irá subiendo a
medida que nos acercamos a la mayor concentración.
Para poder encontrar la masa metálica es necesario dar vuelta
a la perilla de potencia hacia la izquierda y apagar el zumbido
de nuestro aparato, después continuar caminando y cuando el
71
72
zumbido llegue a su máximo volver a bajarlo con la perilla hacia
la izquierda y así continuar hasta que ya no sea posible eliminar
el zumbido, lo cual nos indicará que estamos en el centro y sobre
la masa metálica.
Figura 33: La gasicación
La característica principal
en estos casos es que va subiendo
muy lentamente la intensidad
de la marca y que si
no modicamos el ajuste de
nuestro aparato tendrá que ir
bajando en la mis ma forma
que subió, al llegar al otro extremo
de la marca.
RECUERDELO: SUBE MUY
LENTAMENTE.
ARBOLES QUEMADOS
POR RAYO
Figura 34: Rayo en un árbol.
Si alguna vez lo invitan a
que vaya a localizar un Tesoro
cerca de un árbol quemado
por rayos, no titubee, acuda
de inmediato y sobre todo,
tenga la seguridad de que tendr
á éxito.
Si entre las raíces de algún
árbol se encuentra algún dep
ósito de monedas de plata, el
árbol sirve de pararrayos debido
a que la plata es una magni
ca conductora de la electricidad.
En este caso tenga mucho
cuidado de no engañarse con los minerales que los árboles almacenan
cerca de las raíces.
73
74
Figura 35: Árbol quemado por un rayo.
Las marcas de la plata deben ser bien denidas y muy superiores
a toda la supercie que usted investigue. Pruebe muchas
veces antes de decidirse a hacer una excavación. Es muy importante
que usted saque el Tesoro que se encuentre bajo el árbol,
pero no es indispensable que tire el árbol. Siempre que le sea
posible saque un tesoro pero salve los árboles.
TESOROS
ARROJADOS A LOS
POZOS
Figura 36: Tesoros en las norias.
Con mucha frecuencia nos
enteramos de que alguna persona,
previo a algún movimiento
revolucionario, dejó en
un pozo de agua su fortuna.
Desde luego que las personas
que no meditan piensan
aquel buen señor sin más ni
más tomó sus monedas de oro
y plata y las arrojó al fondo del
pozo de agua que existía en su
casa. Pero sería bueno pensar
que sólo el hecho de que haya
acumulado ese dinero nos demuestra
que ese hombre, ade-
75
76
Figura 37: Túnel en la noria.
más de inteligente era trabajador.
Por lo tanto no arrojó su dinero tan ingenuamente para
que a los 3 días viniera una banda de forajidos y se llevaran lo
que en tantos años había acumulado.
Sí, está en el pozo... pero con un poco de ingenio. Utilice
aparatos muy potentes para este tipo de localizaciones porque
no podemos establecer reglas para la localización de este tipo
de Tesoros.
Si el pozo donde se presume que fue arrojado el dinero está
abierto, podemos utilizar un aparato de una sola antena, tal
como el ECO, el MODELO 2000 o el 220 que son los únicos que
podemos utilizar dentro del pozo dirigiéndolos hacia las paredes.
Al pasar sobre el lugar exacto donde se encuentra el dinero nos
77
dará una marca muy fuerte, pues habrá poca gasicación.
En caso de que el pozo estuviera tapado, solamente podemos
utilizar aparatos de dos cajas, o sea transmisor y receptor.
Las personas que vivan en la región pueden saber a qué profundidad
se encuentra el espejo del agua y calcular la profundidad
en que se hubiera podido hacer una excavación horizontal para
ocultar una riqueza.
Siguiendo nuestra teoría diremos que es indispensable contar
con el aparato más potente que se pueda conseguir, en cuyo
caso recomendamos el "Modelo 440" que llega a 50 metros de
profundidad.
Un Tesoro en estas condiciones solo puede encontrarse hasta
una distancia en círculo, tomando como base el centro del pozo,
de tres metros de distancia.
78
TÚNELES
Es muy frecuente que en las viejas haciendas mexicanas se
hable de túneles que van de las habitaciones de los dueños hacia
las iglesias cercanas.
Fueron tan frecuentes los problemas con que tuvieron que
enfrentarse nuestros antepasados que cualquier pasadizo era de
gran utilidad.
En estos casos no es suciente encontrar el túnel, falta localizar
el Tesoro, que siempre se encuentra en el curso de esa
vía.
En estos casos solamente se puede utilizar un aparato de una
sola antena, tal como el ECO, o el Modelo 2000.
Téngase mucho cuidado con las alimañas que pueda haber.
Para eso le recomendamos tomar toda clase de precauciones,
ya sea un lanzallamas o amplia protección de las personas que
penetren en ese lugar.
Busque la mejor ventilación que le sea posible.
79
80
Figura 38: Túneles
TESOROS BAJO LOS
ARBOLES
Figura 39: Bajo los árboles.
Algunas relaciones de Tesoros
mencionan como referencia
los árboles. Desde luego
que debemos tomar con
muchas reservas estos datos
ya que la sonomía del campo
cambia con mucha facilidad
y los árboles que se mencionan,
en algunas ocasiones
ya no existen.
Pero lo más importante es
la localización. Debe tomarse
en consideración que los árboles
se alimentan de minerales
y que, algunas variedades hacen
acopio de ellos para nutrirse constantemente.
Cuando pasamos con nuestro aparato es muy fácil que nos
81
82
engañemos localizando los minerales, despensa del árbol, y creamos
que es un Tesoro. Es muy conveniente que hagamos pruebas
cerca de otros árboles de la misma variedad hasta que estemos
completamente seguros de que hemos encontrado realmente un
Tesoro.
Siempre debemos calcular la edad de los árboles y comparar
con las fechas en que se hizo el entierro. Apliquemos la lógica a
todas nuestras exploraciones.
En cualquiera de los casos: No derribe usted los árboles. Si
hay un Tesoro, está cerca del árbol, pero nunca precisamente
bajo el tronco.
¾ES CIERTO QUE LOS
TESOROS SE
CONVIERTEN EN
CENIZAS O EN
CARBON?
Por favor, no es cierto. Jamás el oro podrá convertirse en cenizas
ni en carbón. Es indispensable que el prospector de tesoros
se entere de lo que realmente ocurre para que no deje Tesoros
olvidados por una falta de conocimientos de la realidad.
Examinemos cuidadosamente el momento en que una persona,
hace 80 ó 100 años hizo cuando enterró su fortuna:
En primer lugar no debemos olvidar que casi todas las personas
al ocultar sus fortunas, lo hacían para protegerlas de contingencias
pasajeras y con el propósito de recuperarlas ELLOS
MISMOS pasados los acontecimientos que los habían obligado
83
84
a enterrarlos.
Así pues cuando ya habían escarbado 3 metros de profundidad
y habían depositado su tesoro, al estarlo cubriendo recapacitaron
y comprendieron la necesidad de dejar una señal para
que cuando trataran de recuperarlo los guiara. Entonces, cuando
todavía faltaba un metro por cubrir, dejaban carbón de madera
o ceniza seguros de que cuando volvieran a excavar y encontraran
esos materiales sabrían que iban correctamente. NATURALMENTE
QUE NO PENSARON QUE AÑOS MAS TARDE
UN LOCALIZADOR DE TESOROS SE AUTOENGAÑARIA
CREYENDO QUE EL TESORO SE HABIA CONVERTIDO EN
CARBON O CENIZA.
CUANDO UN DETECTOR HA ENCONTRADO UNA SE-
ÑAL Y HEMOS HECHO TODAS LAS PRUEBAS QUE AQUI
SE RECOMIENDAN FORZOSAMENTE HEMOS DE ENCONTRAR
EL MOTIVO DE LA MARCA Y SEGUIR EXCAVANDO
HASTA EL MAXIMO DE POTENCIA DE NUESTRO APARATO.
Los tesoros jamás se convierten en carbón o ceniza. Pero si
un día usted encontró esos materiales y no siguió excavando lo
sentimos mucho: Dejó usted un tesoro, regrese de inmediato y
continúe...
85
Figura 40: ¾Se convirtió en carbón?
86
LOS FANTASMAS Y
LOS TESOROS
Figura 41: Fantasmas.
A través de los miles de
años que han transcurrido
desde que la humanidad existe
han aparecido los fantasmas
en todos los pueblos del
mundo.
Con mucha frecuencia se
asocia la existencia de un Tesoro
con la aparición de fantasmas.
Y en justa razón pues
con insistencia hemos comprobado
que donde asustan y
alguien se sobrepone al miedo
logra encontrar un Tesoro.
Desde luego existen muchas
y muy variadas formas en que se presentan los fantasmas
dependiendo siempre de la persona que percibe, ya sea mediante
87
88
la vista o el oído, la presencia de estos seres. Desde luego no describiremos
la forma de ningún fantasma en especial, que ya hay
muchos libros que los mencionan, y solamente nos concretaremos
a recomendar a nuestros lectores que no desechen un indicio
tan importante que les ayudará enormemente a su objetivo nal:
El hallazgo de un Tesoro.
Una cosa muy importante debemos tomar en cuenta:
Los fantasmas, cuando se comunican en alguna forma con
una persona viva, no pueden dar datos precisos para el que escucha
o ve. Solamente recibe un mensaje indicándole un dato
pero jamás conocerá el lugar preciso a través de ese medio. Nos
basamos en lo siguiente: Cuando la comunicación entre una persona
fallecida y una persona con vida se establece, tenemos que
aceptar que quien ha muerto y viene a comunicarse con los seres
vivos, ha perdido forma corpórea y vertical que nosotros conocemos.
Así pues cuando nos transmite un mensaje lo interpretamos
según nuestra forma física y de acuerdo con las leyes que rigen
a los seres vivos.
Sin embargo daremos este otro dato que deberá tomarse
en cuenta cuando en la lista de indicios intervenga la aparición
de fantasmas: Cuando a través de un fantasma nos enteremos
que en un lugar determinado existe un Tesoro, quien recibió el
mensaje puede cometer un error de 3 metros en esfera.
Es decir, si un fantasma le hubiera señalado junto a una silla,
ese Tesoro se puede encontrarse a 3 metros de distancia de la
silla. O bien se puede encontrar en un muro; o en el techo de la
misma casa, pero siempre a 3 metros de distancia.
89
Cuando tengamos como indicio la existencia de fantasmas
hagamos una exploración muy cuidadosa, pues si tenemos valor
para enfrentarnos al fantasma de la pobreza, que no nos da
ningunos benecios, como no hemos de enfrentarnos al fantasma
que nos está ofreciendo una fortuna.
90
¾CAMBIAN DE LUGAR
LOS TESOROS?
Figura 42: ¾Se mudan los tesoros?
Denitivamente no. No
existe en el mundo una persona
que pueda testicar que vio
un tesoro y luego éste se cambi
ó de lugar. (Naturalmente
suponemos que hubiera sido
bien localizado).
¾Qué es lo que realmente
ocurre?
Es muy sencillo. Algunas
personas, en su afán de encontrar
una inmensa fortuna sin
ninguna inversión de dinero ni
de tiempo, consiguen un aparato,
cualquiera que sea, de alg
ún amigo. Saben más o menos
manejarlo y contando con
91
92
un fín de semana se van a la
gran aventura. Llegan al lugar y ponen en funcionamiento su
detector. Inmediatamente que les marca se ponen a excavar.
YA TIENEN EL FRACASO ASEGURADO.
Figura 43: ¾Cambian los tesoros
de lugar?.
Aún cuando hubiera un tesoro
en ese lugar no lo van a
encontrar pero sí lo dejan muy
cerca del agujero donde escarbaron.
Días después, cuando
alguna persona amplía ese trabajo,
sin esfuerzo considerable
puede encontrarlo dando lugar
a que se piense que el tesoro
se había cambiado de lugar.
Cuando se hace una in-
vestigación a conciencia NIN-
GUN TESORO SE CAMBIA
DE LUGAR. CUANDO HA SI-
DO BIEN LOCALIZADO, SE
ENCUENTRA CON SEGURI-
DAD CUANDO SE LLEGA A
DONDE LO HEMOS MAR-
CADO CON NUESTRO APARATO.
¾ES PELIGROSA LA
GASIFICACION?
Todas las personas que no están familiariza das con el encuentro
de Tesoros niegan la existencia de la gasicación. Todos
los muertos por causa de la misma fallecieron con el inmenso deseo
de disfrutar la riqueza que solamente alcanzaron a acariciar
en el último instante de su vida.
La gasicación es sumamente peligrosa y por ningún motivo
debe jugar con su propia vida el que va en busca de un Tesoro.
Son muchas las leyendas de personas que han encontrado un
Tesoro perdiendo la vida en el mismo momento de su descubrimiento
o unos cuantos días después.
¾Fue el espíritu de quien enterró ese tesoro quien ahora se
lleva al otro mundo a su descubridor?. Desde luego que no, el
oro y la plata cuando están amalgamados, o sea cuando han sido
combinados con otros metales, producen una gasicación que se
convierte en activo veneno para quienes lo aspiran.
Es a través de la nariz o de la boca como penetra la gasi-
cación al cuerpo humano produciendo, en la mayor parte de los
93
94
casos, la muerte.
Existen muchas mascarillas contra gases, pero es indispensable
utilizar la que sirve especícamente para protegerse de la
gasicación del oro y la plata.
Habiendo localizado con sus aparatos, ya sean de radiestesia
o electrónicos, el lugar exacto donde deberá encontrarse el
tesoro, se inicia la excavación.
Cuando en el lugar en que se está trabajando se perciban olores
fétidos como de aguas por largo tiempo estancadas o cuando
alguno de los que intervienen tiene dolor de cabeza, signica que
la gasicación está brotando a la supercie y quienes percibieron
los olores o tienen dolor de cabeza están aspirando esa gasicaci
ón.
Inmediatamente deben tomarse las siguientes precauciones:
1. Todas las personas que intervienen deben abandonar el
lugar colocándose a una distancia mínima de cinco metros,
si fuera en una construcción, o de tres metros si fuera en
el campo.
2. Todas las personas que vuelvan al lugar donde se está
haciendo la excavación, deberán protegerse con una mascarilla.
3. En el agujero donde se está escarbando deberá arrojarse
cualquier material inamable como gasolina, alcohol, peri
ódicos, basura, etc., y prender fuego, esperando hasta
que se extinga.
95
4. Debemos continuar la excavación y cada cincuenta cent
ímetros volver a hacer fuego, con lo cuál eliminamos la
gasicación.
5. Las personas protegidas por la mascarilla no deberán quit
ársela hasta mucho después de haber descubierto el Tesoro
y que éste, o sea el Tesoro, se haya aireado cuando
menos durante dos horas.
Figura 44: Usar una mascarilla antigases.
96
Figura 45: Eliminando gases con fuego.
Cuando se tiene la protección de esta mascarilla, se puede estar
absolutamente seguro de que no tendremos ningún problema
posterior relacionado con la gasicación, pues la única forma de
aspirarla es a través de boca y nariz que han quedado cubiertas
por la mascarilla.
Si su localización fue acertada; si la excavación es en el lugar
preciso donde se encuentra el Tesoro, con esta mascarilla quedará
usted debidamente protegido y lo felicitamos efusivamente por
el éxito que esperamos lo acompañe.
PELIGROS DE LA
LOCALIZACION DE
TESOROS
La primera vez que usted escuchó hablar de Tesoros se dibujó
en sus labios una leve sonrisa, más de desprecio que de alegría
y si le hablamos de esta actividad como diversión no mentimos
al decirle que en ello puede encontrar las más grandes alegrías,
pero también los más grandes peligros.
Muchas personas que han ido a lugares alejados de las ciudades
donde el nivel cultural es bajo, pero sin embargo conocen
los detectores de metales, solamente para explorar y sin haber
encontrado señales de la existencia de un Tesoro, ha habido personas
que los asaltan robándoles los aparatos que ya consideran
como un Tesoro. Pero si esas personas que imprudentemente
han ido a localizar sin tener la seguridad básica indispensable,
tienen la desgracia de encontrar un Tesoro, no solamente lo han
perdido en manos de quienes agazapados tras una cerca de piedras
o una lejana nopalera los habían estado cuidando, sino que
97
98
Figura 46: ½Bandidos!
han perdido sus vidas para que no pudieran delatar a quienes les
robaron.
Pero las notas anteriores ustedes las podrán ver en la sección
roja de los periódicos, lo que no sabrán a través de los diarios
es que las mismas personas que nos rodean, nuestros mejores
amigos, nuestros familiares más queridos, los que más ligados
a nosotros han estado en toda nuestra vida, en el momento
de encontrar un Tesoro pierden la noción de todos los valores
y dan salida a las más bajas pasiones, sin que puedan medirse
ni peligros ni consecuencias y sólo impera en ese momento el
deseo salvaje de apropiarse de un Tesoro que está al alcance de
su mano y para lograrlo no tienen inconveniente en el crimen o
la propia muerte.
¾QUE NECESITA PARA
EXCAVAR?
Lo elemental en todos los casos es un zapapico y una pala,
pero desde luego que cuanto mayor y mejor equipo tenga a su
disposición, más fácil le será hacer su trabajo, por lo que le
recomendamos llevar barretas, palas y picos y si fuera a trabajar
en despoblado, mochilas, linternas, casas de campaña, botas,
cantimploras, etc.
No es recomendable que las personas que forman parte de
una exploración de Tesoros vayan armadas, porque el momento
de encontrar un Tesoro puede provocar tragedias muy lamentables.
99
100
BOTIQUIN
Si usted es un hombre previsor y las necesidades que surjan
en el lugar donde va así lo ameriten, le sugerimos la conveniencia
de llevar el siguiente botiquín mínimo:
Suero anti-ofídico (que lo protegerá contra picaduras de
alacranes, moscos, arañas, serpientes, etc.).
Vendas desinfectantes.
Alcohol
Mercurio cromo
Repelentes
Y todo lo que su buen juicio le indique.
101
102
QUE PRECAUCIONES
MINIMAS DEBE
TENER AL HACER
UNA EXCAVACIÓN
Cuando vamos a trabajar en una casa y queremos hacer una
excavación en una pared o bajo el mismo muro, las precauciones
mínimas que debemos tener es respetar un mínimo de 50 centí-
metros de la barda y allí hacer nuestra excavación sin dañar los
cimientos de la construcción y sin importar que nuestro aparato
penetre 3, 4 ó 5 metros de profundidad.
Si el jefe de la expedición considera que hay peligro, deber
á apuntalar todo lo que sea necesario para proteger la vida de
quienes están trabajando, y con el aparato de una sola antena
conrmar el lugar exacto en que se encuentra el Tesoro, nalmente
hacer ese túnel para extraerlo.
Siempre que haga una excavación, que sea lo más amplia-
103
104
Figura 47: Cuidado con los muros viejos.
mente posible, pero tomando todas las precauciones que su buen
juicio le indique.
¾CUANDO ES
MINERAL?
Honestamente hablando y después de 30 años de manejar
detectores electrónicos de me tal, tenemos que confesar que los
aparatos prácticamente marcan en todas partes y que el saber
interpretar esas marcas nos da la calidad de acionados o profesionales
en esta actividad exótica de la localización de Tesoros.
Cuando usted vaya usando un detector electrónico al ir caminando
y el aparato le de una señal que suba muy lentamente
en su sonido o en su sonido y cuadrante, si lo tuviera; al llegar
a su máxima marca deberá dar vuelta a la izquierda a la perilla
de sensibilidad hasta hacer desaparecer el sonido y la marca
y continuar caminando, en cuyo caso el sonido y la marca del
cuadrante subirán muy suavemente hasta llegar a su máxima
numeración o sonido en que usted deberá detenerse y volver a
dar un ligero giro hacia la izquierda a su perilla de sensibilidad
hasta dejarla otra vez en cero y repetir esta operación cuantas
veces sea necesario hasta localizar el centro de la masa metálica
o concentración metálica.
105
106
Figura 48: ¾Es mineral?
Para comprobar si es mineral o metal fundido usted deberá
alejarse del centro de su marca aproximadamente cinco metros
de distancia, volver a darle la sensibilidad que tenía el aparato
y ahora desajustarlo con su perilla de ajuste si es de dos cajas
dándole vuelta a la derecha hasta dejar un marca de 60 u 80
puntos, y si fuera de una sola antena, hasta que aparezca el
sonido o marca de 80 puntos de su cuadrante.
Volverá usted a entrar hasta el centro de la marca que había
encontrado y si la señal que usted dejó en su aparato sube a
100 puntos, seguramente estará sobre metal fundido, pero si la
marca o zumbido desaparece totalmente, entonces se encuentra
usted sobre mineral.
CUEVAS - PELIGRO
Figura 49: Cuevas, peligro.
Nada más fascinante para un hombre que ir des cubriendo en
su camino los misterios conservados por siglos en lo profundo de
una caverna que al dar vuelta en un recodo nos puede esperar
con enormes cofres rebosantes de piedras preciosas, de barras de
oro y de monedas relucientes.
107
108
La literatura primero, el cine después y ahora la televisión
nos han presentado un mundo maravilloso que se inicia cuando
damos el primer paso al interior de una cueva.
Es cierto, los literatos tenían razón; es cierto, el cine nos
muestra la realidad maravillosa de cofres rebosantes de riqueza
que esperan al aventurero que va en busca de riqueza para saciar
todas sus aspiraciones.
Claro que es cierto, la televisión es verídica y cuando acompa
ñamos a una cámara al interior de una caverna podemos encontrar
las sorpresas más increíbles y somos testigos de cómo
otros hombres encuentran la fortuna que les da felicidad para
todo el resto de su vida.
Pero quizá hay libros y revistas que no leemos o películas que
no disfrutamos o cámaras de televisión que no han ido al interior
de cavernas donde también hay nidos pletóricos de murciélagos
que, a través de siglos, han tenido como real palacio esa caverna
que no es asilo de cofres llenos de riqueza, sino asiento de guano
y fuente del peor veneno que puede aspirar un hombre, que la
aspiración de sus esporas, que se reproducen en forma espantosa
en los lugares húmedos, si penetran a nuestra garganta producen
la muerte por asxia en menos de tres minutos.
No hay tesoro por grande que sea que val ga la pena de exponernos
a tanto por arrancarlo de una cueva, nuestra sugestión
es: NO VAYA.
Pero su usted preere hacerlo, la única protec ción es el uso
de tanques de oxígeno para no aspirar el aire viciado y envenenado
de la cueva sino su propio aire.
APARATOS PARA
MUROS O CUEVAS
Cuando se vaya a hacer una exploración en casas viejas, haciendas,
templos o conventos, y se requiera explorar en las alturas,
es más conveniente y cómodo, utilizar aparatos de una
sola antena que aún cuando su potencia de penetración no es
superior a dos metros de profundidad, sus resultados siempre son
más efectivos que con los aparatos de transmisor y receptor.
Cuando se esté haciendo una excavación, recomendamos en
forma muy especial no utilizar los aparatos de dos cajas porque
es fácil que se bloquee la onda de radio y nos de marcas falsas,
y sí es muy conveniente el uso de los aparatos de una sola antena
que nos permitan comprobar si la dirección en que estamos
trabajando es la correcta o si estamos a punto de encontrar el
Tesoro que buscamos.
Todo localizador de Tesoros deberá contar con el equipo mí-
nimo indispensable que se forma de un detector, de transmisor y
receptor, o sea de dos cajas unidas por un larguero y de un detector
pequeño para comprobar las marcas del anterior, además
109
110
Figura 50: Aparato de una bobina.
de un aparato de Radiestesia cualquiera que sea.
¾YA SACO EL
TESORO? ½VAYASE!
Inmediatamente que haya localizado, excavado y encontrado
un Tesoro, váyase.
No permanezca ni un segundo más del tiempo estrictamente
indispensable en el lugar donde hizo el hallazgo.
Trate de no dejar ningún indicio que demuestre a cualquier
persona que llegara al lugar, que usted y sus amigos encontraron
un Tesoro.
No importa la hora en que haya encontrado el Tesoro, en el
momento que ya lo tenga en sus manos, súbalo a su coche o
camioneta y retírese del lugar inmediatamente.
Por ningún motivo le recomendamos permanecer en el lugar
donde hizo el en cuentro, váyase de inmediato.
111
112
Figura 51: ¾Ya lo sacó?. ½Váyase!
REPARTIENDO UN
TESORO
Si usted tiene la fortuna de contar con una buena historia, un
buen aparato, saber manejarlo y ser acompañado de las personas
más conocidas, llegará el instante en que tendrá en sus manos
un tesoro listo para repartir.
Todas las personas que estén con usted tienen derecho a que
se reparta por partes estrictamente iguales no importando si una
de ellas puso todos los gastos, como tampoco importando si uno
fue de "mirón" o como "invitado de honor".
Todos tienen derecho a partes iguales y la repartición deberá
hacerse de inmediato, separando anteriormente la parte que le
corresponde al gobierno por concepto de impuestos.
113
Publicar un comentario en la entrada